La vista cansada o presbicia es un defecto visual que está asociado al envejecimiento del ojo y que puede dificultar ciertas actividades cotidianas como la lectura o la utilización del teléfono móvil. De hecho, pueden llegar a resultar imposible sin el uso de unas gafas graduadas. En general, los primeros síntomas comienzan a presentarse a partir de los 40 años, y en este post te ayudamos a identificarlos.