Mujer padeciendo fatiga visual en el trabajo

¿Qué es la fatiga visual?

El cansancio o fatiga ocular es algo que, probablemente, todos hemos experimentado en más de una ocasión, pero, ¿qué es exactamente y qué síntomas presenta? Si quieres profundizar sobre las causas que hacen que nuestros ojos se sientan cansados, sigue leyendo porque aquí te lo contamos todo.

¿Cuáles son sus síntomas? 

La fatiga ocular o astenopia es muy común y puede presentar distintos síntomas según la persona que la padezca. Los síntomas oculares producidos por la fatiga visual son más numerosos y evidentes, dependiendo de las causas y de la exposición a las mismas.

Veamos cuáles son los signos principales:

  • Sequedad 
  • Lagrimeo
  • Ojos doloridos, sensación de arenilla con ardor o picazón.
  • Diplopía (visión doble) y dificultad para enfocar.
  • Visión borrosa.
  • Cefaleas y dolores de cabeza localizados en zona frontal o en el puente nasal.
  • Molestias en los ojos.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Sensación de pesadez ocular y sueño. Dificultad para mantener los ojos abiertos.
  • Dolor muscular en cuello, hombros o espalda.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Cuello, hombros o espalda doloridos.

¿Te resulta familiar alguno de estos síntomas? Esto quiere decir que, seguramente, ya hayas experimentado fatiga ocular anteriormente, incluso sin ser consciente de ello.

Mujer padeciendo fatiga visual en el trabajo

¿Por qué se produce? 

La astenopia o fatiga visual se produce como resultado de un esfuerzo o una sobreexigencia por un período prolongado en el tiempo de la visión. La exposición a medios tecnológicos y pantallas brillantes exigen un esfuerzo extra por parte de nuestros ojos para poder enfocar correctamente objetos a corta distancia, como también realizar manualidades o tareas que requieren mucha concentración.

El ojo hace un arduo trabajo de acomodación, contracción de la pupila, convergencia, etc. para poder ofrecer una visión correcta que puede derivar en fatiga visual.

La presbicia es una causa más de fatiga visual, no es otro tipo de fatiga. Es importante diferenciarlo ya que la denominación popular de la presbicia como vista cansada, puede llevar a equívoco. La fatiga visual la causa un sobresfuerzo en el sistema visual, estando éste en perfectas condiciones, y la presbicia o vista cansada es una condición fisiológica que hace que el sistema acomodativo no pueda funcionar de forma correcta.

La fatiga visual es un problema funcional de nuestro día a día, no ligado con la edad, mientras que la presbicia o vista cansada es un problema fisiológico relacionado con la edad. 

¿Cómo evitar el cansancio ocular? 

A continuación, compartimos algunos consejos para evitar sentir nuestra vista fatigada. ¡Ponlos en práctica!

  • Haz pausas para descansar tu vista mientras lees, ya sea en pantallas digitales o libros impresos. Usa la regla del 20-20-20, cada 20 minutos descansar la visión durante 20 segundos mirando y enfocando a una distancia de 20 pies (aproximadamente 6 metros).
  • Mantén una postura correcta. Es básico y fundamental que frente al ordenador adoptemos una postura adecuada, es decir la espalda tiene que estar recta y apoyada en el respaldo del asiento y los pies en el suelo.
  • No conduzcas largas distancias sin realizar las paradas necesarias. Cada dos horas de conducción, recuerda parar y estirar las piernas. ¡Conoce aquí cómo deben ser tus gafas para conducir!

Conductor cansado tras varias horas de conducción

¿Debo consultarlo con un profesional de la visión? 

Pese a que la fatiga visual es algo común y que a priori no presenta complicaciones graves, sí debemos consultar con un profesional si vemos que, pese a las recomendaciones, persisten los síntomas en el tiempo de forma prolongada. En este caso, puede que la causa se deba a tener un problema visual no diagnosticado, como ojos secos o algún error refractivo, y sea necesario ponerle solución cuanto antes.

Reserva ahora cita previa para tu revisión ocular en tu óptica más cercana, ¡y mejora tu visión!