Mujer con gafas de sol conduciendo

Así deben ser las gafas para conducir

Cuando te pones al volante, poder tener una conducción segura es lo primordial. Y no se trata simplemente de estar atento/a al entorno cuando circulas, sino de prestar atención también a ti mismo/a, a cómo te encuentras y cuáles son tus condiciones físicas y mentales antes de arrancar el coche. Es aquí donde tu visión entra en acción, es el sentido que te aporta la información necesaria para conducir con seguridad, y llevar las gafas de sol adecuadas puede ser vital. En este post te explicamos qué características deben tener las gafas para conducir.

 

Cuando la conducción se complica

Dependiendo del lugar y la hora del día, te puedes encontrar con condiciones climatológicas y de visibilidad nada favorables a la hora de conducir. A continuación, te enumeramos algunas de las situaciones más comunes:

  • Al amanecer y al atardecer. Son momentos del día en los que los rayos del sol inciden en la luna delantera del coche y pueden dar directamente en los ojos, disminuyendo la visibilidad y pudiendo generar errores de percepción.
  • Reflejos del sol sobre asfalto mojado. Cuando sale el sol tras la lluvia, aumenta la posibilidad de que se produzcan deslumbramientos.
  • Destellos de luz al mediodía. Cuando el sol cenital incide directamente sobre los capós de otros coches o cristales y provocan una momentánea pérdida de visión.
  • Días nublados y con bruma. Provocan muy malas condiciones de luminosidad.

 

Hombre conduciendo con gafas de sol para conducir

 

Cómo debe ser las gafas para conducir

Para que des con las gafas de sol más idóneas para conducir, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Que sean cómodas y se adapten a tu rostro. Por muy buenas que sean, si tus gafas están constantemente cayéndose y necesitas soltar el volante o el cambio de marchas para colocarlas bien, no son unas buenas gafas para conducir.
  • Con un buen campo de visión. Independientemente de las modas, para conducir necesitas que la lente sea amplia y tenerla lo más despejada posible de montura.
  • Que disminuyan los reflejos del sol. Las gafas polarizadas son las mejores para circular durante el día porque reducen los deslumbramientos, favoreciendo la visión y la seguridad.
  • Que el color de la lente sea el adecuado. Al margen de las tendencias, los diferentes colores de cristales de gafas de sol cumplen una función muy importante:
  • Cristales amarillos: perfectos para los días de nubes, bruma y niebla, y en general, en situaciones de poca visibilidad. Por el contrario, no son recomendables para los días muy soleados.
  • Cristales marrones: aumenta el contraste y ofrecen una buena percepción de los colores. Además, reducen la fatiga visual que puede producirse al conducir durante un largo periodo de tiempo.
  • Cristales verdes: también ofrecen un buen contraste y se recomiendan para entornos de nieve y agua.
  • Cristales naranjas: al igual que los amarillos, recomendados para situaciones con poca luminosidad y visibilidad como los días de niebla.
  • Cristales grises: Se trata del color más neutro y el designado por los expertos como el mejor para la conducción por ofrecer una buena visión en la mayoría de los entornos.

 

Hombre conduciendo con niebla

 

  • Que corrija las alteraciones. Si tienes miopía, hipermetropía o cualquier otra alteración visual, tus gafas de sol deben estar debidamente graduadas para corregir este problema.
  • Que proteja de los efectos nocivos del sol. Existen diferentes filtros solares con distintos grados de protección de la luz visible y ultravioleta (UVA y UVB). Para la conducción se recomienda el filtro solar 3 porque protegen en ambientes de alta luminosidad.

 

Si buscas unas buenas gafas para conducir, ya sabes, puedes pasarte por cualquiera de nuestras ópticas +Visión, o pedir cita online. Nuestro gran equipo de profesionales te informará de todas las opciones que tienes para que conduzcas con la mayor seguridad.

 

Pedir cita ahora.