Mujer sufriendo fotofobia ante la luz solar

Fotofobia o sensibilidad a la luz: qué es, síntomas y causas

¿Qué es la fotofobia? 

La fotofobia, o sensibilidad a la luz, es la intolerancia o molestia que sienten algunas personas a la luminosidad. Normalmente, este síntoma se manifiesta cuando la luz es excesiva, brillante o intensa pero, en casos más extremos, las personas pueden sufrir episodios de fotofobia ante cualquier tipo de luz. Si quieres profundizar sobre este tema, ¡sigue leyendo!

Las causas de la fotofobia

La fotofobia no es en sí misma una enfermedad ocular, sino un síntoma que que puede derivar a otros problemas de visión. A continuación, compartimos las causas más comunes en las que puede manifestarse una mayor sensibilidad a la luz ya sea de origen natural o externo:

Como causas naturales:

  • Pupilas grandes (midirasis).
  • Ojos de color claro por menos cantidad de melanina.
  • Migrañas.

Como causas externas:

  • Inflamaciones dentro del ojo (Iritis o uveítis).
  • Quemaduras
  • Traumatismos en la córnea (abrasiones o úlceras corneales).
  • Mal uso o ajuste de las lentillas.
  • Infecciones
  • Enfermedades como, por ejemplo, el glaucoma ocular.
  • Meningitis.
  • Síndrome visual informático.
  • Recuperación tras una cirugía refractiva en los ojos: operaciones de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo.

Si bien es cierto que, las personas con ojos claros suelen ser más sensibles a la luminosidad, ya que su iris presenta menor pigmentación dejando pasar así una mayor cantidad de luz.

Ojo azul claro, más sensible a la luz

A su vez, las personas albinas presentan mayores molestias ante la exposición lumínica. Y, en algunos casos, los daltónicos pueden también manifestar fotofobia.

¿Cuáles son los síntomas de la hipersensibilidad a la luz?

Los síntomas de la fotofobia pueden variar de una persona a otra, aun así, estos son algunos de los más comunes:

  • Picor o escozor en los ojos.
  • Molestia al exponerse ante una luz intensa.
  • Necesidad de entrecerrar o cerrar los ojos.
  • Ojos rojos y/o inflamados con sensación de quemarse.
  • Dolor ocular.
  • Dolor de cabeza y/o de cervicales.
  • Visión borrosa.
  • Náuseas y mareos.
  • Lagrimeo reflejo.

Tratamiento para casos de fotofobia

Antes de nada, si sufres alguno de los síntomas asociados a la fotofobia, acude a tu óptica de confianza para realizarte un examen visual. Según el resultado, también deberás acudir al oftalmólogo para detectar si existe alguna patología que origina esta molestia y, por supuesto, ponerle solución al problema cuanto antes.

Dicho esto, otra de las recomendaciones a seguir si padeces sensibilidad a la luz es el uso de gafas oscuras (mucho mejor si son polarizadas) con protección lateral. A su vez, durante un episodio de fotofobia, trata de reducir las luces en casa, bajar las persianas o ponerte un antifaz o máscara ocular.

Adolescente usando antifaz en un episodio de fotofobia

No es recomendable conducir si se padece de hipersensibilidad a la luz. En caso de no asociarse a estos síntomas ninguna patología, utiliza gafas de sol polarizadas, ya que evitan los reflejos y destellos producidos por el rebote de la luz solar en superficies horizontales. ¡Descubre más sobre ellas aquí!

Otra opción perfectamente recomendable es el uso de las gafas fotocromáticas, es decir, aquellas lentes que se adaptan a las variaciones de la luz ambiental, y se oscurecen o se aclaran dependiendo de la cantidad de luz que haya en cada momento.

¿Cómo evitar o prevenir la fotofobia? 

Siempre y cuando sufras episodios de forma ocasional, y sin estar asociados a ninguna enfermedad, puedes seguir estos consejos para evitar que la luz cause molestias en tus ojos. ¡Compártelos entre los tuyos!

  • No expongas tus ojos directamente a la luz solar.
  • Utiliza, durante todo el año, gafas de sol homologadas; preferiblemente polarizadas.
  • Ilumina correctamente todos los espacios de tu casa y/o lugar de trabajo. Utiliza la luz natural siempre que sea posible para interiores.
  • Atenúa la intensidad de las luces más intensas.
  • Ajusta bien el brillo y contraste de tus dispositivos electrónicos.
  • Usa lentes que filtran la luz o lentes tintados en interiores.
  • Usa un sombrero o gorra cuando esté al aire libre.

Si necesitas acudir a tu óptica +Visión de confianza para realizarte un exhaustivo examen visual, no olvides pedir cita previa, ¡hazlo ahora de manera online! Y, si eres un cliente nuevo, recuerda que aquí puedes localizar todas nuestras ópticas.