Detalle de un ojo de color azul con la pupila dilatada

Midriasis: qué es y cuáles son sus causas

¿Sabes qué es la midriasis y cuáles son sus principales causas? ¿Te has preguntado alguna vez por qué se dilatan las pupilas? Si quieres resolver todas tus dudas, sigue leyendo porque en este artículo te lo contamos todo.

¿Qué es la midriasis?

La midriasis consiste en la dilatación de la pupila del ojo, producida generalmente cuando nos encontramos en lugares con poca o baja iluminación. Es en estos momentos cuando activamos la visión escotópica, también llamada visión nocturna.

¿Cuándo se dilatan o contraen las pupilas?

La pupila tiene como función principal la regulación del paso de luz que entra hasta la retina, es decir, decide cuánta iluminación entra en el globo ocular a través de dilataciones y contracciones de la misma. Muchos estudios han demostrado que a través de ellas podemos observar otros cambios y reacciones que sufrimos.

Cuando la pupila se dilata, se denomina midriasis (dilatación pupilar). En cambio, cuando la pupila se contrae (contracción pupilar) pasa a llamarse miosis. A diferencia de la primera, la miosis se produce cuando la visión se expone a aumentos de luminosidad intensos, activando así la visión fotópica.

En resumen, cuanta menos iluminación exista, mayor será la dilatación de la pupila o midriasis. Cuanto más expuestos a la luz estemos, mayor será la contracción de la pupila o miosis.

¿Cuáles son las causas o reacciones naturales de las pupilas dilatadas?

Nuestras pupilas pueden llegar a dilatarse de forma natural en las siguientes situaciones:

Poca luz ambiental

Al encontrarnos en lugares oscuros y con poca iluminación, nuestras pupilas se dilatan para lograr aumentar la cantidad de luz percibida. Lo mismo ocurre al despertarnos por la mañana tras pasar toda la noche durmiendo a oscuras: nuestros ojos tardan unos minutos en volver a adaptarse a la luz del día, por lo que es perfectamente normal que nuestras pupilas estén más dilatadas.

 

 Chico joven despertándose con las pupilas dilatadas

 

Estado anímico o estímulos emocionales

Los cambios bruscos de estado anímico son otra de las causas naturales de la dilatación de nuestras pupilas. Los nervios, la excitación o el entusiasmo pueden provocar dicha reacción involuntaria por parte de nuestro organismo. En estos casos, no influye la cantidad de luz que haya en el lugar donde nos encontremos. Algo curioso es que, cuando miramos a una persona que nos gusta, las pupilas también se dilatan. Interesante, verdad?

Por otro lado, el enfado puede causar el efecto contrario, la contracción de la pupila o miosis.

Medicamentos

La ingesta de algunos antidepresivos o antihistamínicos puede alterar también el estado y forma de nuestras pupilas.

Traumatismos

Golpes o contusiones en los ojos podrían ser la causa de una midriasis permanente, en la que la pupila quedaría dilatada bajo cualquier tipo de situación e independientemente de la cantidad de luz ambiental existente.

Es frecuente que esta situación se dé tan solo en un ojo (el dañado), mientras que el otro actúa con total normalidad. A su vez, también puede darse el caso de que, una vez tratada la lesión, la pupila recupere su estado natural. David Bowie, a los 15 años, fue golpeado en el ojo en una pelea y después de varias operaciones le quedó una pupila dilatada permanentemente.

¿La midriasis puede ser un signo de una enfermedad?

Si la dilatación de la pupila se produce en un solo ojo, de forma permanente o muy frecuente, o en situaciones en las que las causas naturales no han tenido nada que ver, la midriasis sí podría ser el síntoma de alguna enfermedad o patología mayor.

Enfermedades de carácter neurológico, de tipo visual como el glaucoma o isquemia del iris, daños y enfermedades cerebrales, lesiones del nervio trigémino, el síndrome de Claude-Bernard-Horner, entre otras, son las enfermedades más habituales que pueden venir acompañadas de una dilatación de la pupila. En cualquier caso, será imprescindible acudir al médico especialista para que te realice las pruebas correspondientes e identifique o descarte cualquier posible enfermedad.

Una midriasis anormal suele indicar un problema de salud más grave cuando va acompañada de otros síntomas importantes como visión borrosa o doble, dolor de cabeza, fiebre, pérdida de visión, dolor en los ojos, náuseas o sensibilidad ocular ante la luz.

En la consulta: ¿por qué dilatan mis pupilas?

Existen casos en el que tu óptico-optometrista debe derivarte a otro profesional multidisciplinar para dilatarte la pupila para examinar el interior de tus ojos. El oftalmólogo dilatará la pupila con fármacos.

Es una práctica muy habitual, indolora y tras unas cuantas horas (entre 4 h y 24 h), tus pupilas vuelven a su estado natural sin tener que realizar ningún tipo de tratamiento adicional.

Sin embargo, sí puede resultar algo molesto ya que, probablemente, tu visión se tornará borrosa al dejar pasar una mayor cantidad de luz.

 

 Oftalmóloga utilizando colirio para dilatar las pupilas de la paciente

 

En el caso de que te dilaten las pupilas, recomendamos utilizar gafas de sol, independientemente de la estación del año en la que nos encontremos, ya que tus ojos estarán especialmente sensibles a la luz. Asimismo, es aconsejable no conducir hasta que las pupilas vuelvan a contraerse de nuevo.

 

Recuerda que puedes pedir cita previa online para que nuestro equipo de ópticos-optometristas te realice un completo examen visual. Localiza aquí tu +Visión más cercana.