Mujer con estrabismo

Estrabismo: qué es, cuáles son sus causas y cómo puede tratarse

Si has percibido que tu hijo sufre alguna desviación en uno o en ambos ojos o tú mismo lo estás experimentando, es posible que se trate de estrabismo.

Qué es el estrabismo 

El término «estrabismo» proviene del griego y significa strabos «vuelta de tuerca», y consiste en la incapacidad de los ojos para mantenerse alineados y trabajar conjuntamente, de manera que cada uno de los ojos mira en una dirección distinta. Por lo tanto, las personas que no logran fijar ambos ojos al mismo tiempo en un objeto padecen de estrabismo.

Esta desviación de los ojos puede ser permanente o intermitente, es decir, que aparece y desaparece, y puede clasificarse según distintos parámetros.

Tipos de estrabismo

Dependiendo de la dirección de desviación de los ejes visuales, podemos clasificarlo en los siguientes tipos:

  • Estrabismo convergente o esotropía: es lo que llamamos ojos cruzados u ojos bizcos, y consiste en la desviación de un ojo o de ambos hacia adentro, hacia la nariz. Este tipo de estrabismo es el más común en niños pequeños y bebés. Y en algunos niños, la presencia de hipermetropía deriva en una esotropía o estrabismo acomodativo. Este tipo de problemas es totalmente tratable con gafas para fortalecer los ojos.
  • Estrabismo divergente o exotropía : se trata de la desviación de un ojo o de ambos hacia fuera. Esta forma de tipología de desviación es menos común y, por lo general, suele ser el resultado de una miopía severa o una pérdida tardía de la visión. La edad a la que aparece este tipo de estrabismo es más avanzada que en el caso de estrabismo convergente, ya que su manifestación es progresiva.
  • Vertical: la mirada se desvía hacia arriba (hipertropía) o hacia abajo (hipotropía).

Niño con estrabismo

¿Qué causa el estrabismo? 

Cada ojo tiene varios músculos externos que, controlados por el cerebro, determinan la posición y el movimiento de los ojos. Para que la visión sea normal, estos músculos deben de estar perfectamente coordinados, equilibrados y funcionar de manera conjunta. Si esto no es así, se produce el estrabismo, que puede originarse por una debilidad de los músculos extraoculares o por un problema neurológico que afecta a los nervios o a los centros de visión del cerebro. Sin embargo, en muchos casos en adultos, el estrabismo tiene su origen en otras enfermedades, incluso de carácter general.

Causas de estrabismo en niños

La coordinación de los ojos es una habilidad que se adquiere durante los primeros seis años de vida, por lo que los niños suelen ser los más afectados por este defecto. Antes de los 6 meses de vida puede aparecer algún tipo de estrabismo (congénito). Aproximadamente el 4 % de ellos tienen problemas para coordinar los ojos. Por este motivo, es muy importante llevar un control regular de la salud visual de los más pequeños.

También existen otros factores de riesgo como la genética o problemas de visión mal corregidos.

Causas del estrabismo en adultos

En adultos, la aparición del estrabismo es menos común y suele tener su origen en otras patologías como:

  • Diabetes mellitus.
  • Enfermedades tiroideas (enfermedad de Graves).
  • Una enfermedad neuromuscular como la Miastenia Gravis.
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Situaciones de estrés, enfermedades o tras un cuadro grave de fiebre.

Ocasionalmente, la pérdida del paralelismo de los ojos y la afectación de la motilidad ocular puede aparecer tras la realización de cirugías oculares o de las estructuras que rodean al ojo, como la cirugía de cataratas, del desprendimiento de retina o de párpados, etc.

Niño haciendo ejercicios para el estrabismo

¿El estrabismo afecta a la visión?

Cuando la visión es normal y ambos ojos apuntan hacia el mismo lugar, el cerebro combina las dos imágenes que obtiene para formar una única imagen tridimensional. De esta forma, podemos obtener la percepción de profundidad.

Cuando un ojo es estrábico, se envían dos imágenes diferentes al cerebro. En el caso de los niños, el cerebro aprende a ignorar la imagen del ojo desalineado y se centra solo en la imagen del ojo que no está desviado, lo que supone que se pierda la percepción de profundidad, en este caso no podrá disfrutar de una película en 3D.

Las personas adultas que manifiestan estrabismo después de la infancia a menudo tienen visión doble, ya que el cerebro ya ha aprendido a recibir imágenes de ambos ojos y no puede ignorar la imagen que obtiene del ojo desviado. 

Síntomas

El principal síntoma del estrabismo es la desalineación de uno o de los dos ojos. En el caso de los niños, entre un 30 y un 35 % con estrabismo sufren la pérdida de la visión en un ojo u ojo vago.

Los adultos con estrabismo también podrían tener los siguientes síntomas:

  • Debilidad en el ojo o alrededor de este.
  • Experimentar cambios en la visión, como visión doble o borrosa, problemas al leer o pérdida de la percepción de profundidad y sensación de volumen.
  • Tendencia a inclinar o girar la cabeza constantemente para ver una imagen con claridad pudiendo producir tortícolis.
  • Fatiga visual.
  • Problemas en las relaciones interpersonales.

Diagnóstico y tratamientos 

Para diagnosticar el estrabismo es necesario realizar varios exámenes optométricos y oftalmológicos tanto de aspecto sensorial y motor. En cuanto se detecte alguna desviación en el alineamiento de los ojos, es necesario acudir a un médico especialista para que realice las pruebas pertinentes y recomiende el mejor tratamiento. Este va a depender del tipo de estrabismo y de lo avanzado que esté.

Niño con gafas para el estrabismo

Los tratamientos más comunes son:

  • Cirugía: la operación para corregir el estrabismo es el tratamiento más común en los adultos. Puede mejorar la alineación de los ojos y ayudar a restaurar la visión. La cirugía puede cambiar la longitud o la posición de los músculos alrededor del ojo.
  • Gafas con lentes prismáticas. Los prismas alteran la luz que entra al ojo y reducen la cantidad de giro que el ojo debe hacer para ver los objetos. Algunas veces los prismas pueden eliminar el giro del ojo. No creo que ningún lector sepa que es exactamente, mejor mencionar lo mas sencillo.
  • La toxina botulínica es uno de los posibles tratamientos del estrabismo con el que, en ocasiones (hasta en un 60%-70% de los casos, sobre todo cuando se habla de estrabismo infantil y especialmente de estrabismo horizontal), se consigue evitar la cirugía. El éxito del tratamiento del estrabismo dependerá de la precocidad en el tratamiento.
  • Ejercicios de terapia visual: existen algunos ejercicios que pueden ser de ayuda en los casos en los que hay dificultad para dirigir ambos ojos hacia adentro y pueden mejorar la visión en tareas como leer o usar un ordenador. Su optometrista podría prescribir un programa estructurado de actividades visuales, para mejorar la coordinación ocular y el enfoque ocular. La terapia  visual entrena los ojos y el cerebro, para trabajar juntos de manera más efectiva. Estos ejercicios oculares pueden ayudar con los problemas del movimiento ocular. El tratamiento puede ocurrir tanto en la consulta de su optometrista, como en casa.
  • Gafas o lentes de contacto. Este puede ser el único tratamiento necesario para algunos pacientes. Por otro lado, la corrección temprana de la hipermetropía mediante gafas puede ayudar a prevenir el estrabismo y mejorarlo a largo plazo.

Si tienes dudas o necesitas más información sobre el estrabismo, sus causas y las opciones para corregirlo, pide cita en tu óptica +Visión más cercana para que nuestros especialistas te asesoren.