Todo sobre los ojos rojos

¿Quién no ha tenido los ojos rojos alguna vez? Se trata de un trastorno muy común originado por diferentes causas y patologías. En este post te contamos cuáles son estas causas, si se puede evitar y cómo tratarlo.

¿Qué quiere decir tener los ojos rojos?

 Cuando hablamos de ojos rojos hablamos de que la esclera, la parte blanca del globo ocular, se ve enrojecida. Esto se debe a que los vasos sanguíneos del ojo están inflamados y dilatados o porque existe una hemorragia bajo la conjuntiva.

 

Mujer con ojos rojos

 

¿Cuáles son las causas?

Son muchas las razones por las que los ojos pueden enrojecerse. Estas son las principales:

  • Conjuntivitis. Es una patología muy común que consiste en una infección de la conjuntiva, la fina capa que recubre el ojo.
  • Sequedad ocular. Cuando el ojo pierde su humedad natural debido a los aires acondicionados o la calefacción.
  • Exposición al sol. Estar al sol demasiado tiempo sin la protección adecuada, puede hacer que la radiación ultravioleta llegue a los ojos y les acabe afectando.
  • Contacto con partículas de polvo u otros materiales. Si al ojo llega una partícula externa puede acabar provocando un traumatismo que se manifieste con el enrojecimiento del ojo o los ojos afectados.
  • Excesiva exposición a las pantallas. La luz LED de las pantallas de los dispositivos electrónicos puede ser perjudicial para la salud ocular.
  • Alergias. Se da cuando el ojo reacciona a ciertos alérgenos con molestias y enrojecimiento al liberar una sustancia para protegerlos llamada histamina.
  • Blefaritis. Surge cuando se produce una inflamación de los folículos de las pestañas que puede derivar en molestias, sequedad ocular e irritación.
  • Uso incorrecto de las lentillas. Si se excede el tiempo de uso indicado de las lentillas o no se limpian y/o conservan de la manera adecuada.
  • Procesos catarrales. Debido a la congestión y a las defensas que genera el cuerpo para luchar contra el virus causante de la infección.
  • Hemorragia subconjuntival. Suele aparecer en forma de mancha roja causada por un esfuerzo excesivo.
  • Falta de sueño. Cuando el organismo no descansa lo suficiente también se plasma en los ojos cuando la sangre se concentra en los vasos sanguíneos.
  • Contaminación y humo. Los ambientes muy contaminados o con aire lleno de humo, provocan irritación y sequedad que puede acabar generando ojos rojos.

 

Cómo tratar los ojos rojos

Es posible eliminar el enrojecimiento de los ojos mediante colirios vasoconstrictores, pero se trata de una solución temporal. Lo recomendable es acudir a un especialista y tratar la causa que hay detrás de los ojos rojos y resolver el problema de manera definitiva.

 

Mujer poniéndose colirio para ojos rojos

 

¿Se pueden prevenir los ojos rojos?

Conociendo cuáles son las principales causas del enrojecimiento, se pueden prevenir teniendo en cuenta unas sencillas pautas relacionadas con hábitos y cuidados básicos de la salud ocular:

  • Si padeces síndrome del ojo seco, usa lágrimas artificiales para mantener el ojo húmedo y evitar que se irrite.
  • Permanece en ambientes ventilados, y en la medida de lo posible, en lugares con poca contaminación y libre de humos.
  • Usa siempre gafas de sol homologadas y con el filtro adecuado para proteger tus ojos de las radiaciones solares, independientemente de la época del año.
  • Evita pasar demasiadas horas delante de las pantallas. Puedes hacer pequeños descansos durante la jornada si trabajas con el ordenador, y si llevas gafas, puedes aplicar a tus cristales un filtro azul para contrarrestar el efecto nocivo de las pantallas en los ojos.
  • Si usas lentillas, debes ser escrupulosa/o con la higiene y su correcto mantenimiento.
  • No duermas nunca con las lentillas puestas ni las lleves más tiempo del recomendado por el fabricante.
  • Intenta descansar las horas necesarias.
  • En verano, ten cuidado en las piscinas y en el mar y evita la conjuntivitis y las infecciones oculares usando gafas de natación y gafas de buceo. No compartas tampoco toallas ni ropa de cama.
  • Si notas algunas molestias en el ojo, evita frotarlos, pues podrías aumentar la irritación y provocar un mayor enrojecimiento.

 

Tener los ojos rojos en algún momento es algo habitual, y en la mayoría de los casos no implica mayor gravedad, pero si sientes molestias y el enrojecimiento persiste varios días, lo mejor es consultar con un especialista. Si quieres más información puedes llamar a tu óptica y pedir cita previa para ser atendida/o sin tener que esperar, y si necesitas hacer un pedido de lentillas, hazlo aquí.

 

 

Pedir cita online ahora.