La importancia de escoger gafas de sol para niños, ¡también en invierno!

Las gafas de sol no son únicamente un complemento de moda, de hecho, son trascendentales en la salud de tus ojos. Y si lo es así para ti, también lo es para los más pequeños de la casa, cuyos ojos son aún más sensibles. Las gafas de sol para bebés y niños pueden ser clave en la prevención de problemas oculares en la edad adulta.

Seguro que paseando por la calle has visto a bebés y niños con gafas de sol y has pensado que quizá sus padres son un poco exagerados, pero lo cierto es que lo que están haciendo es dar a la protección ocular de sus hijos la importancia que merece. Los ojos de los bebés son muy sensibles a los rayos UV debido a que su cristalino todavía no se ha desarrollado completamente. Toda esa radiación que llega directamente a la retina puede provocarles daños a corto y largo plazo.

Las gafas de sol para bebés pueden prevenirles de quemaduras solares, lesiones degenerativas en la córnea o en la retina, cataratas o degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

 

Gafas de sol para bebés

 

Escoger gafas de sol para bebés

 A continuación, te damos algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de elegir gafas de sol para tu bebé:

  • Asegúrate de que están homologadas y llevan el sello de la CE. Comprarlas en una óptica es una garantía de calidad.
  • Confirma que protegen frente a la luz visible y la radiación ultravioleta (UVA y UVB).
  • Recomendamos que sean de plástico flexible para garantizar la comodidad del bebé, así como la durabilidad de las gafas.
  • Comprueba que el material no es tóxico y no supone un riesgo para su salud si se las introduce en la boca.
  • Aconsejamos que dispongan de un buen sistema de agarre para que cumplan su función, como un puente anatómico que sea cómodo, y a la vez evite que se deslicen por su pequeña nariz.
  • Las varillas flexibles que se abren hacia el exterior son muy aconsejables porque se justan a la cabeza del bebé sin presionar demasiado, y al mismo tiempo evitarás roturas si jugando las abre más de lo debido.
  • En caso de bebés muy pequeños, incorporar una cinta de sujeción ayudará a que las lleve puestas más tiempo.
  • Opta por lentes de policarbonato, un tipo de plástico duradero y flexible, perfecto para aguantar los golpes o las caídas que pueden sufrir las gafas de sol para bebés.

 

Hasta los 12 años sigue siendo vital protegerles, ya que el cristalino sigue en formación hasta esta edad, además de que sus pupilas permanecen más tiempo dilatas y la pigmentación del ojo, que es una protección natural, todavía no se ha oscurecido lo necesario. Animar a tus hijos a usar gafas de sol para niños cuando se encuentren al aire libre o practicando algún deporte, les mantendrá protegidos de los efectos nocivos del sol en su vista.

 Escoger gafas de sol para niños

En caso de niños más mayores, por supuesto sigue siendo esencial garantizar que se trata de gafas homologadas, con el sello de la CE y con protección total a los rayos UVA y UVB, pero te vendrá bien tener en cuenta también otros factores extra:

  • Tienen que verse bien. A partir de ciertas edades, cómo se muestran a los demás y cómo son percibidos, es cada vez más importante para los niños. Escoger unas gafas adecuadas a su estilo y a su estructura facial les ayudará a sentirse cómodos llevando sus gafas de sol.
  • Hazles partícipes. Cuéntales por qué hay que protegerse los ojos, llévales contigo a la óptica y permite que participen en la elección de sus gafas.
  • Anímales a llevarlas siempre en su mochila o a tenerlas a mano para que se acostumbren a usarlas en su día a día.

Si necesitas más información sobre gafas de sol para bebés y niños, acércate a tu óptica +Visión más cercana o pide cita online, nuestro equipo de ópticos-optometristas estarán encantados de ayudarte.