Mujer señalando su ojo con cataratas

¿Qué son las cataratas y qué tipos hay?

Seguramente hayas escuchado a alguna persona mayor decir que sufre o que le van a operar de cataratas, pero ¿en qué consisten exactamente?

Las cataratas son la consecuencia del envejecimiento del cristalino, la lente natural del ojo, que hace que se reduzca de forma progresiva la visión. El cristalino es transparente y actúa como la lente de una cámara, enfocando la luz a medida que esta pasa hasta la parte posterior del ojo, donde se encuentra la retina.

Cuando envejecemos —especialmente a partir de los 45 años —, las proteínas del cristalino comienzan a descomponerse y este se va volviendo opaco y rígido progresivamente. Lo que el ojo ve, puede aparecer borroso, ¡como si mirásemos a través de un cristal empañado!

Esta patología se conoce como catarata y es la causa más común de pérdida de visión y ceguera en el mundo. Por eso, recuerda realizar periódicamente revisiones oculares para detectar con antelación algunas afecciones de este tipo.

Tipos de cataratas

Aunque las cataratas en los ojos están normalmente relacionadas con la edad (a excepción de casos de bebés que ya nacen con cataratas, es lo que se conoce como cataratas congénitas), estas pueden ser hereditarias, producirse por traumatismos o verse aceleradas por algunas enfermedades, cirugías oculares o incluso por la toma de algunos fármacos. Sea cual sea la causa, recuerda cuidar siempre tu visión.

Los tipos de cataratas que puede padecer una persona son principalmente:

Catarata cortical

Las opacidades del cristalino comienzan en la corteza, es decir, en sus bordes o periferia, y se van extendiendo de forma radial hacia el centro. Este tipo de catarata puede causar anomalías en la sensibilidad a la luz, molestando a la persona cualquier tipo de luminosidad externa.

Ejemplo: una botella de cristal parece que esté sucia en los bordes pero limpia en su parte central.

Catarata subcapsular

Se da en la parte posterior de la cápsula del cristalino. Las personas con diabetes, o que frecuentan la toma de medicamentos con altas dosis de esteroides, son más propensas a desarrollar este tipo de catarata.

Ejemplo: la botella está sucia en la parte posterior imposibilitando la visión.

Catarata nuclear

Se encuentra en la zona central (núcleo) del cristalino. Este tipo de catarata está asociada en mayor medida al envejecimiento natural. También se la conoce como catarata senil.

Ejemplo: la botella se encuentra llena de agua turbia y es difícil percibir el detalle de los objetos.

 

 Ojo con síntomas de cataratas

Síntomas

Dependiendo de la avanzada gravedad y del tipo de cataratas, los síntomas pueden ser muy diversos y avanzar de forma progresiva. Las cataratas se desarrollan de manera progresiva a lo largo del tiempo, aunque en algunos casos pueden darse de manera más repentina. No generan ningún tipo de molestia o dolor, y hasta que aparecen los síntomas que afectan a la visión, las cataratas pueden pasar inadvertidas durante un tiempo.

A grandes rasgos, algunos de los principales síntomas son:

  • Visión borrosa o neblinosa, como si mirásemos a través de un cristal empañado o viésemos una foto desenfocada.
  • Intolerancia a la luz o fotofobia. Las luces se vuelven más molestas de lo habitual.
  • Los colores pueden parecer menos brillantes, atenuados o descoloridos.
  • Visión doble o imágenes múltiples en los ojos.
  • Dificultad para ver por la noche. Deslumbramientos por luces brillantes.

En un periodo inicial, los síntomas de las cataratas pueden tratarse con una nueva graduación de lentes, con la utilización de gafas antirreflectantes para trabajar con luz artificial, procurando tener una buena iluminación y con gafas de sol para el exterior. Sin embargo, la única solución para eliminar las cataratas y recuperar de nuevo la visión es a través de una operación quirúrgica.

 

 Intervención quirúrgica de cataratas

 

Principalmente se abordan a través de una sencilla y breve intervención con anestesia local en la que la lente ya envejecida del ojo es sustituida por un implante de plástico transparente llamado lente intraocular. En la mayoría de los casos, la visión experimenta una gran mejora después de la intervención de cataratas, y los pacientes recuperan su visión incluso de lejos. Sin embargo, en algunos casos la graduación puede variar, y es necesario usar gafas para la lectura.

¿Cómo prevenir las cataratas?

Y como siempre es mejor prevenir que curar, compartimos una serie de consejos de gran relevancia para evitar o retrasar el desarrollo de cataratas, ¡toma nota!

  • Protege los ojos del sol, en pequeños y adultos. Acostumbrarse a utilizar gafas de sol es esencial. Es recomendable que sean polarizadas y que protejan de los rayos UVA y UVB. Puedes ayudarte también de un sombrero de ala ancha o gorra con visera.
  • Realiza revisiones periódicas. Las cataratas no se detectan fácilmente en su etapa inicial, por eso recuerda revisar tus ojos de forma regular, especialmente si tienes más de 40 años.
  • Sigue una dieta saludable. Incorporar alimentos ricos en antioxidantes como la vitamina C y E también puede ayudar a prevenir el desarrollo de cataratas.
  • Mantén una correcta higiene visual. Por ejemplo, evita largas horas de exposición a las pantallas (luz azul) y coloca tu ordenador a 65-70 cm de distancia.

Recuerda que puedes pedir cita previa online para que nuestro equipo de ópticos-optometristas te realice un completo examen visual para ir controlando y/o detectar cuanto antes esta patología tan común.

Las cataratas pueden detectarse en una revisión ocular rutinaria. Cuando la visión comienza a verse afectada, y como consecuencia, el día a día de la persona, el óptico-optometrista deberá derivar el caso al oftalmólogo, quien, realizando las pruebas correspondientes, determinará si la cirugía es la mejor opción de tratamiento y cuáles son las expectativas de mejora en la visión.