Manos de hombre limpiando unas gafas con una gamuza

Claves para mantener tus gafas bien limpias

¿Sabías que llevar tus gafas limpias es bueno para tu visión? Así es, mantener los cristales sin suciedad ayuda a que alteraciones visuales como el astigmatismo o la miopía no sigan avanzando. Además, teniendo tus gafas limpias, evitas que se acumulen partículas de polvo que pueden acabar rayando las lentes, por lo tanto, estarás alargando la vida útil de tus gafas con una buena calidad de visión. ¡Te damos las claves para mantener tus gafas limpias correctamente!

Cómo limpiar las gafas

 Sea como sea la manera en la que hayas estado limpiando tus gafas hasta el momento, olvídala y toma buena nota de los siguientes consejos porque son los que necesitas para mantener los cristales de tus gafas limpios y en el mejor estado posible, el mayor tiempo posible:

  • Líquido o spray limpiador. Se trata de un producto formulado específicamente para conseguir la mayor limpieza y nitidez en los cristales. Lo puedes encontrar en diferentes formatos para que puedas llevar uno contigo en el bolso o la mochila, o tenerlo a mano en casa. Para usarlo correctamente, sigue estos sencillos pasos:
  1. Aplica una pequeña cantidad de líquido limpiador o spray sobre las lentes.
  2. Con un paño de microfibra o una toallita húmeda, frota suavemente ambas caras del cristal moviendo los dedos en círculos.
  3. Una vez limpios, coge un pañuelo desechable o papel higiénico, y seca minuciosamente los cristales hasta eliminar cualquier resto de humedad. No olvides secar también las partes metálicas de la montura que hayan podido mojarse.

Mujer limpiando sus gafas graduadas

  • Jabón neutro y agua. Sabemos que no siempre tendrás a manos el líquido limpiador para tus gafas, por eso te damos una alternativa que puedes usar en casos en los que necesites deshacerte de la suciedad de tus cristales, especialmente cuando tienen estos de tierra o arena, ya que, limpiándolas así, evitarás que se rayen:
  1. Moja los cristales con agua.
  2. Aplica una pequeña cantidad de jabón neutro.
  3. Frota suavemente en círculos ambas caras del cristal.
  4. Enjuágalos con agua hasta que elimines cualquier rastro de jabón.
  5. No olvides secar bien los cristales y la montura, especialmente las partes metálicas.

 

  • Toallitas húmedas. Se trata de una buena opción para llevar siempre encima, ya que vienen en pequeños sobres individuales en los que está la toallita impregnada con el líquido limpiador para un solo uso.

 

  • Gamuza: Es un pequeño paño de microfibra que viene junto a las gafas cuando las recoges en tu óptica +Visión. Es una forma sencilla y cómoda de retirar la suciedad de tus cristales. Si guardas la gamuza en el estuche, la mantendrás libre de partículas de polvo y podrás usarla durante más tiempo. Si los cristales se han ensuciado con tierra o arena, es mejor que optes por otro método de limpieza para no rayarlos.

 

Lo que no debes hacer

Es posible que por falta de tiempo tengas algunos malos hábitos, en cuanto a la limpieza de tus gafas se refiere. Estas son las cosas que nunca debes hacer:

  • No limpies los cristales con saliva ni con ninguna otra sustancia que no sea agua, jabón, o líquido limpiador, ya que no sólo podría ser un problema para la salud de tus ojos, sino para el material con el que está fabricada la lente.

 

  • No limpies las gafas con la ropa que llevas puesta, especialmente con tejidos como la lana o el tejano.

 

  • Si vas a limpiar con agua y jabón, no uses lavavajillas, ya que este tipo de producto a veces contiene partículas que podrían rayar los cristales.

Manos de mujer limpiando unas gafas con la camisa

¿Ya conocías estos consejos? ¿Tenías algunos de los malos hábitos que acabamos de describir? Recuerda que si necesitas información sobre cualquier cosa relacionada con tus gafas o tu visión, puedes pasarte a resolver tus dudas por tu óptica +Visión más cercana.