Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Tanto en la montaña como en el mar: protege tus ojos de las radiaciones UV

El invierno es el momento más propicio para salir a esquiar o a otros destinos       más soleados… Si estás haciendo la maleta, no olvides lo esencial: ¡las gafas de sol!

 

¿Cuáles son los riesgos que comporta el sol para los ojos?

 

Los rayos del sol pueden tener efectos nocivos sobre la salud de nuestros ojos. Sin una protección adaptada y eficaz, estos penetran en el ojo y provocan lesiones más o menos graves.

 

Para proteger los ojos de las radiaciones UV, sólo existe una solución: llevar gafas de sol. Permiten disminuir la luminosidad demasiado fuerte, además de absorber los rayos nefastos del sol para los ojos y filtrar casi la totalidad de las radiaciones UV.

Comprenderás que durante una estancia en la montaña o en el mar, la protección de los ojos deberá ser la mayor de tus prioridades! Será primordial llevar gafas de sol y sobre todo equipar bien a los más jóvenes.

 

¿Qué gafas escoger para protegerse de la radiación UV?

 

Unas buenas gafas de sol no se juzgan por el color de los cristales, sino por su nivel de filtración. Desde 1995, una normativa europea garantiza su poder para filtrar. Las gafas que compras deben, pues, obligatoriamente incluir la mención CE o NF de un modo visible, legible e indeleble en su embalaje. También se debe verificar la categoría de los cristales de las gafas. Las normas europeas distinguen cinco categorías, de 0 a 4. La categoría 3 representa el 90% de las gafas de sol vendidas: protegen contra una luminosidad fuerte y bloquean el 100 % de las radiaciones UV. Es la protección ideal para la conducción y las actividades al aire libre.

 

Para una exposición en alta mar o en alta montaña, escoja las gafas de categoría 4, dado que corresponden al grado más alto de protección. Te proporcionarán una comodidad óptima. Para las gafas de los niños, escoge sistemáticamente la categoría de protección 4, una montura envolvente sobre los lados y cristales altos.

 

Nuestras recomendaciones para proteger los ojos de los rayos UV

 

– La intensidad de las radiaciones UV varía según la hora, la temporada, la latitud y la altitud. Pero de modo general, evite las exposiciones entre las 11 y 15 horas, al ser más fuertes las radiaciones UV a estas horas.

– Los días con el cielo cubierto son engañosos. Aunque no se noten, las radiaciones UV están presentes en el cielo y también son peligrosas. ¡Es indispensable una protección óptima!

– Las gafas de categoría 4 están reservadas para las luminosidades solares excepcionales (mar y montaña), y está prohibido conducir con ellas.

– No crea que está protegido bajo una sombrilla donde la reverberación del sol está muy presente. ¡Recuerde que la arena refleja las radiaciones UV al 10 %, el agua al 20 % y la nieve al 80 %!