¿Qué es exactamente la miopía?

En nuestro blog hacemos referencia constantemente a la miopía, y seguro que conoces a mucha gente que tiene, o incluso tu misma/o, pero ¿sabes realmente qué es la miopía y qué supone este problema para la visión? A continuación, te ayudamos a entender la miopía y todo lo que implica esta alteración visual.

 

Definición de miopía

La miopía es un problema de refracción que implica ver borrosos los objetos que están a mayor distancia. No se trata de una enfermedad ocular, es simplemente un trastorno en el enfoque que es muy común en el mundo, de hecho, afecta a 1 de cada 3 españoles, y es la alteración más generalizada entre las personas menores de 45 años.

 

¿Cómo se produce?

Se da cuando hay una alteración en la correlación normal de todos los elementos que conforman el ojo y la luz se refleja delante de la retina y no sobre ella. Esto puede suceder debido a:

  • Que el globo ocular es demasiado largo.
  • Que la córnea, el cristalino, o ambos, presentan demasiada curvatura para la longitud del globo ocular.

 

Mujer con gafas graduadas para corregir la miopía

 

¿Cuáles son sus causas?

Existen diferentes circunstancias que pueden desembocar en la aparición de miopía:

  • Causas tóxicas. Tomar ciertas sustancias puede ocasionar miopía de forma transitoria o permanente.
  • Causas genéticas. La aparición de miopía está directamente relacionada con factores hereditarios. Un niño, hijo de uno o dos progenitores con esta alteración, tiene muchas más probabilidades de padecerla.
  • Causas patológicas. Algunas enfermedades pueden venir acompañadas de miopía, que también puede ser temporal o definitiva. Es el caso de la diabetes, el queratocono y algunos tipos de cataratas.
  • Causas ambientales. Algunas acciones como usar mucho el ordenador y no descansar la vista, pasar demasiado tiempo en espacios pequeños y poco al aire libre, leer o forzar la vista en penumbra, pueden aumentar la posibilidad de tener miopía.

 

¿Qué tipos de miopía hay?

Aunque mucha gente lo desconoce, hay dos tipos de miopía:

  • Miopía simple. Es la más frecuente y es la que afecta a personas que tienen menos de 6 dioptrías. Esta miopía se queda estabilizada hacia los 20 años y no es posible prevenirla.
  • Alta miopía, miopía magna o patológica. La principal causa de esta clase de miopía es el alargamiento del globo ocular, suele superar las 6 dioptrías y está asociada al desprendimiento de retina. En ocasiones tiene un carácter degenerativo y puede acabar provocando la pérdida de visión en la persona que la padece.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

A continuación, te enumeramos aquellas señales que pueden indicarte que tienes miopía:

  • El signo más claro de la presencia de miopía es percibir con nitidez los objetos cercanos y, en cambio, ver borrosos los que están más lejos, como si no fuera posible enfocarlos correctamente.
  • Si necesitas entornar los ojos para intentar enfocar objetos a más distancia.
  • Si necesitas acercarte para poder leer un cartel o ver con nitidez.
  • Si sientes cansancio y fatiga visual.
  • Si tienes dolores de cabeza con frecuencia.

 

¿Cómo descubrir si tienes miopía?

Para confirmar o descartar esta alteración, debes someterte a una revisión ocular realizada por un óptico-optometrista que usará la tecnología necesaria para descubrir si tienes esta o cualquier otro problema de salud visual. Para detectar la miopía en concreto, se utiliza el autorefractómetro y el retinoscopio.

 

Hombre con miopía haciéndose una revisión ocular

 

¿Cómo se corrige?

La miopía se puede corregir con gafas graduadas, lentes de contacto o cirugía refractiva láser.

 

Si crees que podrías tener miopía, te invitamos a que pases por una óptica +Visión o pidas cita online para informarte y poder realizarte un examen visual. Según el resultado, uno de nuestros ópticos-optometristas te asesorará y te recomendará las gafas o lentes de contacto que necesitas.

 

 

 

 

Pedir cita ahora.