Mujer realizando un test de daltonismo

Qué es el daltonismo y cómo detectarlo

Distinguir los colores de un semáforo, elegir una camiseta o contemplar un cuadro en un museo pueden ser experiencias completamente distintas para las personas que padecen daltonismo. Por eso, si quieres saber qué es el daltonismo, qué tipos de daltonismo existen y cómo detectarlo tanto en niños como en adultos, en este post resolvemos todas tus dudas.

Qué es el daltonismo

Es posible que nunca antes hayas escuchado hablar de ello pero, ¿sabías que aproximadamente el 8 % de los hombres y el 0,5 % de las mujeres padecen de daltonismo?

Ahora que ya sabes que es una anomalía presente en cierta parte de la población, quizás te estarás preguntando en qué consiste exactamente el daltonismo. Te lo explicamos de forma sencilla:

El daltonismo es una disfunción que modifica la percepción de los colores, conocida también como deficiencia de color. Aunque generalmente se trata de una afección hereditaria que afecta con más frecuencia a hombres que a mujeres y que se puede presentar en distintos grados de complejidad. Por lo general se nace con daltonismo pero también puede producirse a lo largo de la vida a causa de alguna lesión nerviosa, cerebral u ocular. Toda persona que note un cambio en la manera en que percibe los colores debe consultar a un oftalmólogo.

 

 Mujer mirando lápices de distintos colores

Causas del daltonismo

La retina ocular está formada por distintas células que detectan la luz y los colores: los bastones y los conos. Estas últimas son las responsables de detectar los 3 colores primarios de la luz (rojo, verde y azul) que, posteriormente, en el cerebro se mezclarán para crear el resto de tonalidades que percibimos.

Las personas con daltonismo tienen una ausencia parcial o total de conos en la retina o bien estos no funcionan correctamente; detectando un color distinto al que deberían. Es por ello que tienen una percepción del color incompleta o inexistente. En función de las alteraciones de los conos, encontramos distintos tipos de daltonismo.

Tipos de daltonismo

El daltonismo puede presentarse en distintos grados:

1. Daltonismo leve: cuando los tres conos que detectan colores en la retina están presentes pero alguno de ellos falla. Hay dos tipos de daltonismo leve:

  • Discromatismos: es la afección más común y se produce cuando falta uno de los tres tipos de cono. Solo dos sistemas de conos funcionales, que pueden padecer protanopía (deficiencia del color rojo), deuteranopía (deficiencia del color verde) o tritanopía (deficiencia del color azul). En estos casos, el tercer color que se percibe es un color intermedio entre el blanco y el gris.
  • Tricromatismos: se produce cuando los tres conos están presentes pero alguno de ellos tiene la sensibilidad alterada por un pigmento anómalo, generando una ligera modificación de la visión.

2. Daltonismo severo: son los casos menos comunes y se producen cuando solo funciona uno de los tres conos o bien cuando los tres tipos de conos están ausentes. En estos casos, solo se distingue un único color (monocromatismo) o solo se perciben blancos, negros y grises (acromatopsia). En el caso de monocromatismo de los conos su función visual diurna y crepuscular es normal. En el caso de monocromatismo de los bastones además de ser ciegos para los colores, tienen visión diurna defectuosa, nistagmo y fotofobia.

Cómo diagnosticarlo: pruebas y tests

Como podrás imaginar, hay personas que son daltónicas y no saben que padecen esta disfunción, especialmente si padecen daltonismo leve. Para diagnosticarlo, lo más recomendable es realizar una revisión ocular completa con un oftalmólogo. Las pruebas más extendidas son los tests de colores:

1. Test de Ishihara, en las que se realiza el diagnóstico en función de si el paciente es capaz de distinguir un número pintado con bolas verdes dentro de un fondo de bolas rojas. Los daltónicos ven números distintos a aquellos que cuentan con una visión de los colores óptima.

 

Prueba del test de Ishihara para detectar el daltonismo

 

2. Test de Farnsworth, una prueba más precisa en la que el paciente debe ordenar gradualmente las tonalidades entre dos colores. Mide la capacidad de aislar y ordenar tarjetas de colores cuyas tonalidades presentan una pequeña variación del mismo color.

 

Paciente en una revisión óptica del daltonismo

 

Si sospechas que tu hijo o hija puede ser daltónico, puedes pedirle que realice algunos de los ejercicios que te detallamos a continuación.

Cómo detectar el daltonismo en niños

Detectar el daltonismo en edades tempranas es muy importante para que la etapa de aprendizaje de los niños se vea lo menos afectada posible. En el caso de que un menor sea daltónico hay que informar a sus profesores en el colegio, para que tengan en cuenta su dificultad de distinguir colores en todo momento. Para ello, puedes realizar algunos ejercicios en casa:

  1. Si el niño es muy pequeño y no conoce los nombres de los colores, puedes usar cuatro cartulinas de colores (rojo, verde, azul y amarillo) y recortar cada una de ellas en 4 cuadrados. Una vez hecho esto, pídele que agrupe los 4 cuadrados de cada color. Si observas que confunde los tonos, tendrás un primer indicio de daltonismo infantil.
  2. Cuando el niño ya conoce los nombres de los colores le puedes pedir que haga nueve dibujos, cada uno de un color y que te diga qué colores ha usado para cada uno. Si los identifica todos correctamente, significará que no padece de ninguna alteración ni ceguera del color.
  3. Otros ejercicios: puedes realizar algunas otras pruebas rápidas como pedirle a tu hijo que te indique los colores de las frutas y las hortalizas, o bien observar qué colores usa para dibujar objetos cotidianos. No es extraño ver dibujos de gatos o perros de color rojo o verde.

 

 ejercicios para detectar daltonismo en niños

¿Hay algún tratamiento para corregirlo?

Actualmente no existe ningún tratamiento que permita corregir el daltonismo, aunque hay algunos filtros para gafas, lentes de contacto especiales e incluso aplicaciones para móvil que pueden ayudar. De todos modos, la buena noticia es que no se trata de ninguna patología grave que impida llevar una vida totalmente normal. La mayoría de las personas pueden adaptarse fácilmente, aunque hay ciertas profesiones a las que no podrán acceder en función del grado de incidencia del daltonismo.

De todos modos, ahora que ya sabes qué es el daltonismo y cómo se puede detectar, te recomendamos que pidas cita en tu óptica más cercana y revises tu visión para salir de dudas.