Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Protege tus ojos de los síntomas de la alergia primaveral

¡Empezamos Marzo! Este es el mes del año en el que empieza el lagrimeo, los estornudos, el picor y el escozor, es decir, los símbolos inequívocos para los alérgicos de que la primavera está llegando. No obstante, la alergia primaveral ha pasado de ser un hecho estacional a multiestacional, puesto que también puede manifestarse en verano y en invierno, dependiendo de la zona geográfica en la que te encuentres.  Pero, ¿cómo afecta la alergia a tus ojos?

 

Pese a que los síntomas más conocidos son la congestión nasal, la tos, el picor en la nariz y en la garganta, la alergia primaveral también presenta síntomas oculares como el lagrimeo, los párpados se hinchan y los ojos pican y se enrojecen. Esto sucede porque el sistema inmunitario reacciona considerando la alergia como un agente externo invasor,  y para protegerse, el organismo produce anticuerpos que hacen que se liberen ciertas sustancias químicas, que son las culpables de desencadenar los síntomas característicos de la alergia.

¿Qué podemos hacer para proteger nuestros ojos de la alergia? Extrema la protección en primavera siguiendo estos consejos:

  • Evita la acumulación de polen en casa cerrando las ventanas y manteniendo todo limpio
  • Utiliza humidificadores y aparatos de aire acondicionado
  • Lávate las manos más frecuentemente y sécatelas con una toalla que no desprenda ningún tejido
  • No olvides ducharte al regresar a casa y cambiarte de ropa, puesto que el polen suele depositarse en las prendas de vestir y en el pelo
  • Importantísimo: ¡no te frotes los ojos!
  • Utiliza gafas de sol para proteger tus ojos de las partículas que hay en el aire
  • Mantén subidas las ventanillas del coche
  • Procura no pasar demasiado tiempo en los parques o en el campo, puesto que son sitios con una mayor concentración de polen

polen_alergia_primaveral

Si llevas lentillas, ya sean lentillas diarias o lentillas mensuales, recuerda que es muy importante que sigas las recomendaciones de tu óptico-optometrista de confianza, de manera que evites cualquier tipo de riesgo. Algunos de los consejos para las personas que llevan lentillas son los siguientes:

  • Alterna el uso de lentillas con el de gafas graduadas
  • Evita tocarte o frotarte los párpados con las manos
  • No uses maquillaje en la zona de los ojos, y ¡sobre todo no lo compartas!
  • ¡No uses las lentillas más tiempo del recomendado!
  • Opta por llevar lentillas diarias desechables
  • Si notas que tienes los ojos irritados, retira inmediatamente las lentillas
  • Limpia cuidadosamente las lentillas cuando te notes los ojos enrojecidos o irritados

Y por último… ¡Muy importante! Recuerda que puedes consultar a tu óptico-optometrista todas las dudas que tengas y sigue sus recomendaciones para evitar problemas con tus lentillas. ¡Pide cita en tu óptica más cercana!