Parte del rostro de una mujer en blanco y negro

La acromatopsia; el mundo en blanco y negro

El mundo y la naturaleza están llenos de colores. ¿Te imaginas no poder apreciarlos y ver sólo en blanco y negro? Así es la vida de las personas que tiene acromatopsia. Si quieres saber más sobre esta anomalía, ¡sigue leyendo!

 

¿Qué es la acromatopsia?

Se trata de una enfermedad congénita que afecta a una de cada 30.000 personas y que hace que quien la tiene sólo pueda ver en blanco, negro, gris y todas sus tonalidades. Este es el síntoma más llamativo, pero lo cierto es que la acromatopsia también implica una visión más reducida y mucha sensibilidad a la luz, lo que se conoce como fotofobia.

 

Mujer mirando por la ventana

 

¿Qué la causa?

Esta patología es de carácter hereditario y se produce por una alteración en las células fotorreceptoras sensibles de la retina, que hace que su comportamiento no sea el correcto y, por tanto, que los colores no se perciban como es debido.

 

Diferentes grados de acromatopsia

No todas las personas con esta alteración la experimentan con la misma intensidad. De hecho, existe un gran abanico de grados, que van desde las personas que simplemente se ven afectadas al no distinguir un color en concreto, a aquellas personas que sólo ven en blanco y negro. En estos casos más extremos, la acromatopsia también suele venir acompañada de pérdida de agudeza visual, especialmente en espacios muy iluminados, y nistagmus, un movimiento involuntario de los ojos.

 

¿Cómo se diagnostica?

El oftalmólogo es el profesional encargado de diagnosticar la acromatopsia. Para ello, ha de realizar un completo examen con diferentes pruebas psicofísicas relacionadas con la detección de los colores y de observación del fondo del ojo. La sensibilidad a la luz y la pérdida de visión son grandes indicadores para los especialistas de la presencia de esta patología.

Para complementar y confirmar el diagnóstico, es probable que el oftalmólogo quiera realizar un análisis genético.

 

 ¿Se puede prevenir?

Al tratarse de una enfermedad de carácter hereditario, es imposible prevenirla. Los familiares de personas con esta enfermedad deben saber que tienen más probabilidades de contraerla, por lo que cuanta más información tengan sobre ella y los síntomas que implica, mucho mejor.

Por otro lado, también es primordial informar a las parejas en cuyas familias existen casos de acromatopsia, de que, si tienen hijos de manera natural es muy posible que nazcan con esta alteración genética.

 

Ramas y hojas de un árbol en color y blanco y negro

 

¿Tiene tratamiento?

La acromatopsia no tiene cura, por lo que sólo se puede tratar intentando minimizar las consecuencias en cada caso particular para que la persona que la padece sea capaz de llevar una vida lo más normalizada posible. Las medidas más comunes suelen ser gafas con lentes tratadas con filtros específicos según la capacidad de visión y fotofobia que tenga cada persona.

 

Si tienes más dudas sobre esta alteración o crees que podrías padecerla, pásate por una de nuestras ópticas y/o pide cita online y uno de nuestros ópticos-optometristas te informará, y te derivará a un especialista si es necesario un examen más profundo.

 

 

 

Pide cita online ahora.