Mujer sujetando una lentilla y un estuche para lentillas

Tipos de lentes de contacto, ¿cuáles son las tuyas?

Si no estás familiarizada/o con las lentillas puede que desconozcas que hay diferentes tipos de lentes de contacto y las características que las definen. En este post queremos contarte todo sobre las lentillas para que descubras cuáles son las que más se adaptan a ti.

 

Lentes de contacto según su material

Teniendo en cuenta el material con el que están fabricadas las lentillas, distinguimos las siguientes:

  • Lentes de contacto rígidas o duras. Son las primeras que se lanzaron al mercado, y poco a poco están siendo reemplazadas por las compuestas de nuevos materiales. Son muy duraderas y proporcionan una gran calidad de visión. Su principal hándicap es que no permiten la entrada de oxígeno en el ojo.
  • Lentes de contacto semirrígidas. Han ido sustituyendo a las rígidas y están elaboradas con un material poroso que permite el paso del oxígeno al ojo.
  • Lentes de contacto blandas. Fabricadas a base de hidrogel de silicona, estas lentillas son muy cómodas, permiten una mayor oxigenación del ojo y la córnea, previniendo así posibles infecciones. Además, evitan la sequedad y la irritación ocular, incluso llevándolas durante más tiempo.

 

Hombre con lentillas leyendo un libro

 

Lentes de contacto según las patologías que corrigen

Si nos centramos en las alteraciones visuales que corrigen, podemos distinguir los siguientes tipos de lentes de contacto:

  • Lentes de contacto esféricas. Son las que sirven para corregir la miopía y la hipermetropía.
  • Lentes de contacto tóricas. Diseñadas para compensar el astigmatismo gracias a la corrección que realizan sobre la forma de la córnea.
  • Lentes de contacto multifocales o progresivas. Destinadas a corregir la presbicia y alguna otra alteración como la miopía o la hipermetropía. Su característica principal es que permiten enfocar a diferentes distancias.

 

Lentes de contacto según su durabilidad

Según el tiempo de vida útil, podemos clasificar las lentillas de la siguiente manera:

  • Lentes de contacto desechables. Normalmente son diarias, por lo que se estrenan por la mañana, y habría que desecharlas por la noche tras usarlas durante todo el día. Son perfectas para combinar con las gafas, y usarlas en días especiales, eventos o para practicar actividades físicas. Una de sus principales ventajas es que no requieren ningún tipo de mantenimiento, y al estrenarlas cada día, el riesgo de infección es muy reducido.
  • Lentes de contacto reutilizables. Pueden ser semanales, mensuales, trimestrales o anuales. Se pueden usar cada día, pero en vez de desecharlas por la noche, se deben limpiar y guardar correctamente hasta el siguiente uso, por lo que requieren un mantenimiento para conservarlas en las mejores condiciones y así evitar infecciones. Se trata de la opción más económica.

 

Grupo de jóvenes con lentillas haciéndose un selfie en un concierto

 

Ahora que ya te has adentrado un poco en el mundo de las lentillas, ¿ya tienes claro cuáles son las que más se adaptan a tus necesidades y estilo de vida? Si necesitas más información y/o resolver todas tus dudas, te animamos a que te acerques a tu centro +Visión más cercano, o pidas cita online, para que nuestro equipo de ópticos-optometristas experto en contactología te ayuda a encontrar las lentes de contacto idóneas.