Cómo limpiar correctamente las lentillas

Llevar lentillas te puede aportar muchas ventajas, desde mostrarte a los demás como quieres sin tener que modificar tu imagen con gafas graduadas para corregir tu alteración visual, a poder practicar tu deporte favorito con la máxima comodidad. Sin embargo, llevar lentes de contacto reutilizables requiere un mantenimiento y la higiene es lo más importante. En este post te damos las claves para que sepas cómo debes limpiar tus lentillas.

 

¿Por qué es tan importante limpiarlas bien?

Estas son las razones principales por las que debes mantener bien limpias tus lentillas:

  • Para eliminar cualquier resto de suciedad o contaminación. Al usarlas, es posible que hayan podido llegar impurezas a las lentillas, pudiendo provocarte conjuntivitis u otro tipo de infección, sequedad ocular, inflamaciones de la córnea, ojos rojos, o cualquier problema visual que pueda poner en riesgo tu salud visual.
  • Para que duren más tiempo en las mejores condiciones. Las lentes de contacto reutilizables tienen un periodo de uso determinado que debes cumplir, pero si limpias correctamente las lentillas, se mantendrán mucho mejor hasta el último día.

 

Mujer poniéndose una lentilla

 

Así debes hacerlo

 A continuación, te detallamos todos los pasos que debes seguir para asegurarte de que tus lentillas quedan bien limpias tras cada uso:

  1. Lávate las manos. Antes de ponértelas o quitártelas debes lavarte bien las manos con agua y jabón, si es antibacteriano, mucho mejor. Una vez limpias, sécatelas bien con una toalla que no hilos o pelos que luego puedan llegar a la lentilla.
  2. Quítate la primera lentilla. Intenta empezar siempre por el mismo ojo, tanto para quitártelas, como para ponértelas, así te asegurarás de que siempre sigues todos los pasos con cada una de ellas y no te equivocarás de ojo.
  3. Colócala en la palma de la mano. Siempre con delicadeza, usando la yema de los dedos, evitando que entre en contacto con las uñas para que no se dañe.
  4. Aplica unas gotas de la solución salina o líquido de lentillas recomendado por tu óptico-optometrista experto en contactología.
  5. Frota presionando la lentilla durante 10 o 15 segundos por ambas superficies haciendo círculos muy suavemente.
  6. Guárdala en el estuche.
  7. Repite el mismo proceso para la lentilla del otro ojo.

 

Recomendaciones importantes

Para que la limpieza de tus lentillas sea eficiente y completa, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Haz un buen mantenimiento del estuche de lentillas. Es el recipiente en el que se conservan tus lentes de contacto cuando no están en tus ojos, por lo tanto, también debe estar limpio. Recuerda cambiar cada día el líquido, no lo reutilices.
  • Evita el contacto con el agua. Ni tus lentillas, ni el estuche donde las guardas, deben entrar nunca en contacto con el agua, pues podrían contaminarse y aumentaría el riesgo de infección ocular.
  • Usa sólo los productos recomendados. Tanto para limpiarlas, como para mantenerlas en el estuche, usa solo los productos indicados por un profesional. Ten en cuenta las fechas de caducidad y la forma recomendada de conservación, asegurándote de que cierras bien la boquilla para que no se contamine el contenido.

 

Manos de mujer poniendo líquido de lentillas en el estuche

 

Pueden parecer muchos pasos e indicaciones, pero cuando las lentillas forman parte de tu día a día, esta rutina se acaba integrando totalmente. Si todavía tienes dudas, y necesitas más información para saber cómo limpiar correctamente las lentillas, te invitamos a pasar por una de nuestras ópticas y/o a pedir cita online para que uno de nuestros expertos en contactología te ayude personalmente y puedas así disfrutar con la mayor garantía de toda la libertad y comodidad que dan las lentes de contacto.

 

 

Pedir cita ahora.