Chica con gafas maquillada

Gafas y maquillaje, el tándem perfecto

Que lleves gafas no significa que no puedas dejarte llevar con las sombras de ojos, la máscara de pestañas o el delineador, de hecho, puedes sacar un gran partido a tu maquillaje teniendo en cuenta el tipo de cristales y el modelo de montura que llevas. Toma nota de los siguientes consejos, y consigue una mirada sublime sea cual sea tu graduación.

Ojos maquillados con gafas

Adapta tu maquillaje a tus cristales

 Para encontrar el maquillaje que mejor combina con tu estilo y tus gafas, debes tener en cuenta que, dependiendo de las alteraciones visuales de tus ojos, y que estés corrigiendo con tus gafas, tendrás un tipo de cristal u otro, ya que algunos agrandan los ojos y resaltan pequeños defectos como las arrugas y las ojeras, o reducen la mirada, por lo que tendrías que maquillarte en consecuencia.

  • Si tienes miopía, habrás observado que tus cristales son divergentes, es decir, que tienden a estrechar tus ojos, por lo que es necesario usar trucos que consigan el efecto contrario; alargar tu mirada. Para conseguirlo debes apostar por los colores claros y luminosos en los párpados, mientras que en la parte interna del ojo debes usar lápiz de ojos para oscurecer al máximo la línea de las pestañas y complementarlo con una buena cantidad de máscara de pestañas para alargar y multiplicar al máximo el volumen de pestañas.
  • Si tienes hipermetropía o presbicia, usas cristales convergentes, que agrandan y redondean ligeramente el ojo. A priori esto puede asustar un poco, pero tranquila, no es ninguna catástrofe. Eligiendo correctamente tu maquillaje y usando colores sombreados, conseguirás alargar tu mirada y atenuar el efecto que producen estos cristales. El perfilador de ojos es tu gran aliado, ya que te ayudará a enmarcar el ojo si lo usas en la base de las pestañas del párpado superior. Con el lápiz puedes delinear el perímetro interno del ojo. Te recomendamos no abusar de la máscara de pestañas y usar una muy ligera para no saturar y sobrecargar la mirada.
  • Si llevas cristales progresivos, te lo juegas todo a una carta; tus párpados. No temas usar colores vivos y luminosos que aportarán brillo a tu mirada. Utiliza el lápiz o el delineador de ojos para remarcar la base de las pestañas superiores y pon la guinda con una máscara de pestañas espesa que aporte volumen a tus pestañas superiores.

Más trucos para complementar tu maquillaje con gafas

 Hemos hablado mucho de cómo maquillar los ojos con gafas, pero hay que tener presentes otras partes de la cara para que el resultado sea harmónico.

  • No olvides tus cejas. Aunque la montura de las gafas ya cumple la función de “enmarcar” tu cara, las cejas deben acompañar también. Péinalas, rellénalas con un lápiz de un tono natural, eliminando el exceso después.
  • Resalta tus pómulos. Dar color a tus pómulos y marcarlos, te ayudará a equilibrar el rostro. Para acentuarlo todavía más, puedes usar un iluminador o un tono más claro de maquillaje alrededor del pómulo.
  • Los labios; el toque final. Los labios son la guinda del pastel en tu maquillaje. Si buscas un resultado más discreto para el día a día y tus monturas ya son llamativas y de colores vivos, opta por labiales con tonos naturales. Si tu montura es de colores más básicos y apagados, puedes experimentar y arriesgar más con colores llamativos en tus labios.

Como ves, las gafas no tienen porque limitarte a la hora de maquillarte y de jugar con colores e intensidades, más bien todo lo contrario, se trata de un complemento más para potenciar tu estilo y personalidad.