¡Elimina los arañazos de tus gafas de sol!

Cuando te entregan tus gafas de sol en la óptica y las sacas por primera vez de su estuche, las tratas con sumo cuidado, pero conforme pasa el tiempo, y ya en el día a día, no es tan sencillo ser siempre tan cuidadoso/a con ellas. Si los cristales de tus gafas de sol presentan algunos arañazos, sigue leyendo, porque te damos algunos consejos para intentar minimizarlos.

 

Así aparecen los rasguños

Las prisas y las diferentes situaciones que te encuentras cada día en tu vida hace que, aunque te encanten, no siempre puedas dar a tus gafas de sol el cuidado que requieren, como cuando vas con prisas y metes las gafas en el bolso o las dejas en la mesa, o cuando vas a la playa, se te mojan y las secas teniendo algún grano de arena sobre la lente. Esto hace que en los cristales de tus gafas de sol se acaben apareciendo rasguños, arañazos o rayones.

Si, además, las sueles usar para practicar actividades y deporte al aire libre, o tienes niños a los que les gusta jugar con tus gafas de sol, las posibilidades de que tus lentes presenten algún arañazo se multiplican.

 

Mujer con gafas de sol caminando por la montaña

 

Consejos para tratar los arañazos en tus gafas de sol

 Cuando un arañazo es demasiado profundo, lo mejor es cambiar la lente. Si se trata de un rasguño más superficial, puedes probar aplicando alguno de los siguientes consejos:

  • Lava las lentes con agua tibia y un poco de jabón neutro. En ocasiones una mancha de alguna sustancia densa que se ha secado puede parecer un arañazo, por lo que sólo limpiándolas descubrirás si se trata únicamente de suciedad o no.
  • Usa limpiador de cristales. Otra forma de comprobar el alcance de los rasguños es rociando las lentes con limpiador líquido de cristales, enjuagándolas con agua tibia y secándolas con un paño seco y limpio de microfibra.
  • Vaselina sobre los arañazos. Aplica una pequeña cantidad sobre los rasguños y después limpia los cristales con un paño.
  • Bicarbonato de sodio. Mezcla un poco de bicarbonato de sodio con agua, aplica la mezcla y ve retirándola suavemente con un paño de microfibra. Aclara con agua y repite de nuevo si crees que es necesario.
  • Abrillantador para muebles. Humedece un paño de microfibra con una pequeña cantidad de abrillantador y frota suavemente los cristales.
  • Cera para coches. Se trata de un producto muy similar al abrillantador de muebles, por eso también has de utilizar muy poca cantidad del mismo modo; humedeciendo un paño y frotando ligeramente las lentes. Si lo consideras necesario, puedes aclararlos con un poco de agua para quitar el exceso de cera.
  • Pasta de dientes. La clave está de nuevo en usar muy poca cantidad y aplicarla frotando levemente sobre el arañazo con un algodón. Al acabar, enjuaga las lentes con agua fría.
  • Producto para tratar los CD’s y DVD’s. Aplica una mínima cantidad de este producto específico para este tipo de discos frota con delicadeza.

 

Mujer poniendo sus gafas de sol en una funda de piel

 

La mejor forma de lucir más tiempo unas gafas de sol, y disfrutar de la comodidad y la protección que proporcionan estando al aire libre sin arañazos, es intentando prevenirlos y evitarlos teniendo siempre a mano la funda para guardarlas y siguiendo estas pautas para limpiarlas correctamente.

 

Si necesitas más consejos y recomendaciones sobre cómo prevenir y eliminar los arañazos en tus gafas de sol, no dudes más y pásate por la óptica +Visión más cercana y/o pide cita online para que uno de nuestros ópticos-optometristas te ayuden de manera personalizada.

 

 

Pedir cita ahora.