Mujer con heterocromía

¿Qué es la heterocromía?

Seguro que más de una vez te habrás preguntado por qué el músico y compositor británico de rock, David Bowie, tenía un ojo de cada color. ¿Te gustaría conocer la respuesta? Se llama heterocromía y en este artículo te contamos todos los detalles sobre esta curiosa anomalía.

Heterocromía: ojos de distintos colores

La heterocromía es una alteración de la pigmentación en la que los iris de los ojos son de color distinto. Se trata de una especie de mutación que hace que los ojos cambien de tonalidad por falta de melanina. Esta anomalía se presenta con poca frecuencia y está relacionada con nuestros genes, por lo que suele ser de nacimiento. No obstante, hay algunas patologías que pueden producir cambios en la coloración de nuestros iris.

Además, puede afectar a los ojos de forma parcial o total. Es decir, que los dos ojos pueden ser de colores distintos (heterocromía iridium, completa o total) o tener tan solo una pequeña parte del iris de un color distinto al resto (heterocromía iridis o parcial). A continuación te detallamos qué tipos de heterocromía existen.

Plano detalle de dos ojos de distinto color

Tipos de heterocromía

Heterocromía completa o iridium

Es aquella en la que cada ojo tiene un color distinto. Es frecuente en animales como los caballos, gatos y los perros, pero también puede afectar a personas.

Heterocromía parcial o iridis

Tan solo afecta a una parte del iris, de manera que una persona presenta dos colores distintos dentro del mismo ojo.

Heterocromía central

Aparece en la parte central del iris, que tiene un color distinto al de la parte periférica, formando un anillo central alrededor de la pupila.

Ojo con heterocromía parcial

Causas de la heterocromía

Las causas que originan esta anomalía pueden ser muy diversas, aunque lo más común es que la persona nazca con esta característica y que esta no suponga ninguna alteración en la visión. En función del momento de su aparición, podemos distinguir entre dos tipos de heterocromía:

  1. Congénita: aparece en la infancia, en el momento en el que el ojo adquiere su coloración definitiva, y suele ser de origen genético, aunque podría estar asociada a alguna enfermedad.
  2. Adquirida: aparece a lo largo de la vida como resultado de alguna lesión o enfermedades de base. Este es el caso del famoso cantante David Bowie que inicialmente tenía los dos ojos azules, pero de pequeño sufrió un traumatismo donde la herida en el ojo izquierdo le provocó una coloración distinta y una dilatación permanente de la pupila.

 

Diagnóstico y tratamiento

El síntoma principal de la heterocromía es la diferencia de tonalidad del iris. Por lo tanto, en caso de percibir algún cambio de color en tus ojos o en los de tus hijos, es recomendable hacerse una revisión visual completa para determinar si hay alguna otra problemática subyacente y descartar cualquier patología que pueda afectar a la visión o que este asociada a esta particularidad. La diferencia de color entre ambos ojos o dentro del mismo en estos casos no progresa y la función ocular es normal, siendo algo puramente anecdótico.

En los casos de heterocromía adquirida, si se aprecian cambios de coloración antes no presentes o función ocular anormal, es necesario acudir al oftalmólogo para valorar una posible enfermedad de base.

Recuerda que puedes pedir cita en tu óptica +Visión más cercana.