Mujer en la playa con gafas de sol

Así es como debes proteger tu vista en verano

Ha llegado el verano, un verano muy esperado que quieres disfrutar y aprovechar el buen tiempo para hacer todas las actividades en el exterior que no pudiste hacer durante el invierno. Entendemos tus ganas, pero nuestra misión es hacerte comprender la importancia de no olvidarte de tus ojos y protegerlos del sol como es debido, por eso en este post te damos las claves para que vivas lo mejor del verano con la máxima seguridad.

Chica con gafas de sol en la playa

 

A mayor exposición, mayor protección

 El sol puede afectar a tus ojos en cualquier época del año, por lo que necesitan protección siempre. Aún así, en verano, como es lógico, la exposición a los rayos UV es mucho mayor, y, por tanto, también los efectos nocivos que estos generan en la visión.

Además, la radiación solar en verano es mucho más intensa y se ve potenciada al reflejar en superficies como la arena o el agua. La acción de los rayos UV de manera prolongada en los ojos sin protegerlos correctamente puede dar lugar a problemas como queratitis, cataratas, conjuntivitis o lesiones cutáneas que pueden causar problemas de visión graves en el futuro.

 

Claves para proteger tus ojos este verano

 A continuación, te damos una serie de recomendaciones para que disfrutes del verano con la máxima seguridad para tus ojos:

  • Tus gafas de sol siempre puestas. En ocasiones te hemos hablado de las gafas de sol como complemento de moda, pero son mucho más que eso. Lleva siempre tus gafas contigo y úsalas cuando haya sol, sin excepciones.
  • Gafas seguras. Tus gafas de sol deben ser gafas homologadas y bloquear como mínimo el 99 % de la radiación A, B, los rayos infrarrojos y UV. Si apuestas por unas gafas polarizadas, podrás eliminar también los molestos reflejos.
  • Monturas envolventes. Si quieres una mayor protección, puedes escoger una montura que se ajuste a tu rostro y evite que los rayos alcancen tus ojos por los laterales. Si vas a pasar tiempo al aire libre practicando algún deporte, es especialmente recomendable.
  • Toma el sol con precaución. Si te tumbas a tomar el sol, hazlo con los ojos cerrados, no por demasiado tiempo y evitando las horas centrales del día en las que el sol es más fuerte y su radiación mayor.

 

Mujer tomando el sol

 

  • Ojo en el agua. Si te bañas en el mar o en la piscina, evita hacerlo con gafas de sol. Para nadar o bucear lo mejor es que uses gafas específicas, y así evitar contraer infecciones como conjuntivitis, muy recurrente en esta época del año.
  • Precaución extra si llevas lentillas. Es muy importante que te acuerdes de quitártelas antes de meterte al agua, puesto que pueden causar infecciones a tus ojosal contaminarse con hongos y bacterias. En este post te contamos mucho más sobre el uso de lentillas en verano.
  • Cuidado al extender la protección solar. Al ponerte crema protectora en la cara, ve con cuidado cuando la extiendas cerca de los ojos, pues si este tipo de productos entra puede generar muchas molestias e irritaciones.
  • Ten en cuenta la sequedad ambiental. El calor y el abuso del aire acondicionado en ciertos espacios hace que aumente la sequedad en el ambiente. Esto hace que haya una mayor evaporación de la lágrima, generando en el ojo una sensación de escozor. Para evitar la sequedad, usa tus gafas de sol o lágrimas artificiales para devolver al ojo su humedad natural.

 

Teniendo en cuenta estas 8 pautas, tus ojos pueden estar realmente protegidos del sol este verano, ¿a qué no es complicado? Si tienes dudas o quieres escoger unas nuevas gafas de sol para disfrutar del verano con la máxima seguridad, puedes pedir cita llamando a tu óptica de confianza para que uno de nuestros ópticos-optometristas te asesore. Si necesitas pedir tus lentillas, puedes hacerlo aquí.

 

 

 

Pedir cita online ahora.