Hipermetropía: causas, síntomas y tratamientos

La hipermetropía es un defecto ocular muy frecuente, de refracción, lo que significa que los rayos de luz que llegan al ojo en vez de incidir exactamente en la retina, se concentran en un punto situado por detrás de la misma.

La hipermetropía es un tipo muy común de error de refracción. Alrededor del 20% de las personas padecen hipermetropía. Tener hipermetropía significa ser capaz de ver claramente los objetos distantes, pero tener dificultar para ver los objetos cercanos, que se ven borrosos.

Al nacer, el 70% de los niños presentan una hipermetropía que se denomina hipermetropía fisiológica, pero el cristalino de los bebés es muy elástico, lo que les ayuda a compensar este problema mediante la acomodación. La acomodación es la capacidad de los músculos filiares, que se encuentran en el interior del ojo adheridos al cristalino, para modificar la geometría del mismo.

201604_MVBLOG_hipermetropia_PIC01

Causas de la hipermetropía

El diámetro ocular de los afectados con hipermetropía es demasiado pequeño así como tienen una potencia óptica de la córnea o del cristalino reducida. Además, también se puede tratar de una causa genética.

Entre las causas más comunes se encuentra el hecho de que el globo ocular es demasiado pequeño o el poder del enfoque es demasiado débil. También es posible encontrar defectos de convergencia cuando se mira en la distancia.

Cuando se sobrecarga durante un largo periodo de tiempo el músculo ciliar, puede ocurrir que cuando se trabaja ya para cerrar y mirar a lo lejos, no se pueden enfocar los objetos en absoluto.

Síntomas de la hipermetropía

-Visión borrosa
-Dolor o fatiga ocular
-Estrabismo
-Necesidad de tener que utilizar gafas para leer

201604_MVBLOG_hipermetropia_PIC02

Diagnóstico y tratamiento

La hipermetropía es un trastorno imposible de prevenir así que es muy importante visitar a un oftalmólogo para que mediante los exámenes pertinentes, se dictaminen las causas reales de la enfermedad. Una vez se ha detectado la patología se puede corregir fácilmente con el uso de gafas o lentes de contacto.

Las principales pruebas para detectar la hipermetropía son las siguientes:

-Evaluación del estado de la retina
-Evaluación de la agudeza visual
-Evaluación de la refracción
-Comprobación de la ausencia de glaucoma

En +Visión nuestros expertos te darán la mejor información para proteger tu salud visual de las enfermedades degenerativas como la hipermetropía. No dudes en acercarte a cualquiera de nuestras tiendas y preguntar a los especialistas sin compromiso.

¡Te esperamos!