Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Consejos para llevar lentillas en verano

Estamos a tan solo una semana del inicio oficial del verano y el sol, la playa, la piscina, las actividades al aire libre… ya están al orden del día en nuestros planes. Dado que el verano es la época por excelencia de las lentillas, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a disfrutar de la comodidad que estas te aportan, sin dejar de lado la salud de tus ojos.

Con la llegada de la época veraniega, llega también la temporada en que se incrementa el uso de lentes de contacto. Los planes y hábitos, al igual que el clima y las horas de luz, cambian y nos decantamos, como es lógico, por actividades al aire libre. Por eso, muchos usuarios habituales de gafas graduadas, se pasan a las lentillas en cuanto llega el calor.

Paradójicamente, también se trata de la época en la que más cuidado debes tener con las lentes de contacto y, por eso, compartimos contigo los siguientes consejos:

El cloro de las piscina y la sal del mar contribuyen a la aparición de conjuntivitis y queratitis y pueden ocasionar picor, escozor y enrojecimiento en los ojos. Además, tal y como afirma Ana Belén Cisneros, del Colegio de Ópticos de Castilla y León, si nos bañamos con las lentillas “se facilita una puerta de entrada de bacterias hacia la córnea pudiendo ocasionar consecuencias muy graves para los ojos”. Para evitar posibles daños, te recomendamos que utilices siempre gafas de buceo para meterte en el agua.

En verano es aconsejable emplear lentillas de uso diario y evitar las quincenales/mensuales, ya que así te aseguras que cada vez que te pones lentes de contacto están en perfecto estado, limpias y desinfectadas.

Lleva siempre contigo lágrimas artificiales y aplícatelas regularmente. El calor, los ventiladores y los aires acondicionados favorecen las sequedad de los ojos y este factor, junto al hecho de llevar lentillas, es fatal. Anticípate y ponte lágrima sin que tu ojo te lo pida.

Protege siempre tus ojos con gafas de sol homologadas. De esta manera, evitarás que agentes externos ambientales (como, por ejemplo, arena de la playa) te causen daños y molestias en los ojos y, además, impedirás que los rayos UV del sol (tan potentes e intensos en esta época) te causen daños en tu salud ocular.

Evita frotarte los ojos si sientes molestias y, en esos caso, retira siempre las lentillas y permite que tus ojos se oxigenen. Asimismo, siempre que las retires, desinféctalas correctamente con el líquido recomendado por tu óptico-optometrista. Sobre el líquido desinfectante-limpiador o solución salina de tus lentillas, ten especial cuidado en no dejarlos en zonas muy calientes, ya que el calor puede estropearlo. Por último, respeta las horas máximas de llevar las lentillas puestas e intenta no excederlas nunca.

Ven a vernos y pide cita en tu óptica +Visión más cercana: ¡tenemos las lentes de contacto, gafas de sol y gafas graduadas ideales para ti!