Glaucoma

Glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una patología del nervio óptico, el encargado de llevar la información al cerebro, y que puede causar ceguera parcial o total.
En las primeras etapas del glaucoma no se percibe ningún síntoma, por lo que las revisiones oculares regulares son fundamentales
para detectarlo antes de que empiece a afectar a la visión.

El glaucoma es una patología del nervio óptico, el encargado de llevar la información al cerebro, y que puede causar ceguera parcial o total. En las primeras etapas del glaucoma no se percibe ningún síntoma,por lo que las revisiones oculares regulares son fundamentales para detectarlo antes de que empiece a afectar a la visión.

  • ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

    Para hablar de síntomas, primero tenemos que diferenciar los dos tipos de glaucoma que existen; el glaucoma crónico; que se desarrolla de manera progresiva, y glaucoma agudo, que aparece de manera repentina.

    En las primeras fases del glaucoma crónico no hay síntomas, pero con el paso del tiempo, la visión periférica se va reduciendo.

    En cuanto al glaucoma agudo, se pueden experimentar los siguientes síntomas:

    • Pequeños pinchazos de dolor, malestar, y en casos extremos náuseas.
    • Dolor de cabeza que va y viene.
    • Ver anillos de colores alrededor de luces brillantes.
    • Visión borrosa.
  • ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL GLAUCOMA?

    Para mantener su forma y funcionar correctamente, el ojo necesita una cierta cantidad de presión. El humor acuoso, el líquido que se encuentra en el interior del ojo, es el encargado de ejercer la presión necesaria.

    En algunas ocasiones, el líquido no se drena correctamente, acumulándose y ejerciendo más presión de la debida, dañando el nervio óptico.

    Existen algunos factores que pueden influir en la aparición de un glaucoma:

    • Tener más de 40 años.
    • Tener problemas de visión previos.
    • Ser de origen africano, caribeño, asiático oriental o sudafricano.
    • Si hay antecedentes familiares de glaucoma crónico.
    • Tener presión intraocular elevada alta en el ojo.
  • ¿CÓMO SE DETECTA EL GLAUCOMA?

    En las revisiones oculares rutinarias se llevan a cabo varias pruebas que pueden detectar cualquier signo de glaucoma:

      • Se comprueba la presión ocular mediante una tonometría de no contacto, o soplo de aire, o una tonometría de contacto, para la que es necesario administrar unas gotas anestésicas previamente.
      • Examinar el nervio óptico con un retinógrafo o biomicroscopio, buscando signos de aumento de presión en la zona.
      • Evaluar la extensión periférica del campo de visión.
      • Si se detectan anomalías, el óptico-optometrista realiza la derivación al especialista, quien podrá confirmar el diagnóstico y dar el tratamiento adecuado a cada paciente.

    Aunque el glaucoma no tiene cura, diagnosticarlo a tiempo, llevar un control y seguir el tratamiento adecuado, puede ayudar a minimizar la progresión de la enfermedad.
    Si tienes más de 40 años y antecedentes familiares de glaucoma, recomendamos realizarse una revisión ocular cada 12 meses.

PIDE TU CITA EN +VISIÓN

¡HAZTE UN EXAMEN VISUAL!
BUSCA TU TIENDA +VISIÓN  

Introduce en el campo de abajo el
Nombre de la tienda, Provincia, Población o Código postal.

¡HAZTE UN EXAMEN VISUAL!
BUSCA TU TIENDA +VISIÓN  

Introduce en el campo de abajo el
Nombre de la tienda, Provincia, Población o Código postal.