A pocos días para dar el pistoletazo de salida a un nuevo curso escolar, las mochilas están listas, todo el material escolar a punto y la ropa perfectamente preparada… pero, ¿qué pasa con la salud visual de los pequeños estudiantes? Bajo ningún concepto debemos descuidar la visión de los niños, puesto que es un factor clave para garantizar un buen rendimiento durante el año y evitar así el fracaso escolar.

Como es habitual, la llegada de las vacaciones conlleva un aumento de los desplazamientos en coche y, por desgracia, también es frecuente que se incrementen el número de accidentes de tráfico, muchos de los cuales pueden deberse a problemas visuales sin corregir del conductor. Aunque es habitual hacer una puesta a punto del vehículo para comprobar que todo funcione a la perfección, no sucede lo mismo con la visión, nuestro sentido más importante a la hora de realizar un viaje.