Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

La prevención ocular en personas “mayores”

La necesidad de llevar gafas se presenta generalmente a partir de los 40 años. A partir de esta edad, es importante efectuar visitas preventivas al oftalmólogo de forma regular.

Estar atento tan pronto como aparezcan los primeros síntomas:

El ojo es probablemente la parte más sensible del cuerpo, por lo que es conveniente tener un gran cuidado. Es un órgano que envejece y que, al igual que los demás órganos, sufre modificaciones vinculadas a la edad, el estado de salud y el estilo de vida.

Para preservar tu vista lo máximo posible, es necesario estar alerta y así detectar los posibles problemas de visión en cuanto aparezca el primer síntoma. Por ejemplo, si ves borroso, doble o percibes pequeños puntos negros sobre los ojos.

En el día a día, existen pequeños indicios que te permitirán tomar cartas en el asunto y empezar a ocuparte de tu vista. Veamos algunos ejemplos: si esfuerzas la vista al leer el periódico (entrecerrando los ojos) o lo alejas para poder leer correctamente o si sufres dolores de cabeza regulares, es hora de pedir cita al oftalmólogo para saber si debes llevar gafas.

Masvision aconseja a las personas mayores de 60 años que efectúen una visita anual al médico oftalmólogo para ajustar y regular la graduación de las gafas ante posibles cambios de la visión.

Los problemas de la vista a partir de los 40 años:

A partir de los 40 o 45 años, el principal problema de visión que aparece es la presbicia. ¿Cómo se detecta la presbicia? La reconocerás porque notarás dificultad a la hora de concentrar la mirada en un texto o un objeto a corta distancia. La presbicia puede sumarse a otro problema de la vista como la miopía y el astigmatismo. Esta es la razón por la cual las personas de esta edad son propensas a necesitar gafas.

Otro problema regular son las enfermedades oculares como:

  • las cataratas, que implica que el cristalino se vuelve opaco.
  • el glaucoma, problema ocular que causa una disminución irremediable del campo de visión.
  • la DMAE o Degeneración macular asociada a la edad

Todos estos problemas de la vista deben diagnosticarse y ser atendidos por un oftalmólogo.

Los “mayores” y sus gafas

Los seniors generalmente llevan gafas con cristales progresivos para corregirla vista sea cual sea la distancia entre el sujeto y el objeto. Así pues, cuando existen diversos problemas de la vista, se recomienda este tipo de gafas. El tiempo de adaptación a este tipo de gafas suele ser bastante corto.

Sea cual sea tu edad, recuerda que es importante contactar con un oftalmólogo tan pronto como aparezcan los primeros síntomas de fatiga ocular para preservar tu salud ocular.