Hombre con lentillas portando una bicicleta

Todo lo que las lentes de contacto hacen por ti

Se dice que ya en 1508, Leonardo Da Vinci hizo el primer boceto de lo que hoy es vital para muchas personas: las lentes de contacto. En 1927, se crearon las primeras lentillas de cristal y, desde entonces, las técnicas de fabricación y los materiales han evolucionado hasta llegar a las lentes tal y como las conocemos hoy, como un complemento básico para mucha gente que necesita corregir alteraciones visuales, y a la vez, quiere sentir comodidad y libertad, tanto al mirarse al espejo, como al realizar diferentes actividades en su día a día. ¡Te contamos todo lo que las lentillas pueden hacer por ti!

 

Es posible que todavía no hayas dado el paso hacia el mundo de las lentillas y prefieras apostar por las gafas. Quizá, hayas descubierto recientemente que necesitas corregir alguna patología visual y todavía no tengas claro a través de qué sistema quieres hacerlo. Sea como sea, toma nota porque te detallamos todas las ventajas por las que las lentes de contacto son una gran opción para ti:

  • Cuando te mires al espejo, y cuando te miren los demás, seguirás siendo tú. Una de las principales ventajas de las lentillas es sin duda el tema estético, ya que no tienes que probarte diferentes monturas y decidirte por una con la que te sientas bien, y a la vez, sea fiel a tu estilo y personalidad. Con las lentes de contacto puedes ver correctamente y seguir viéndote como siempre, sin tener que acostumbrarte a unas gafas.
  • Cambia de gafas de sol sin necesidad de graduar los cristales. Si usas lentes de contacto, puedes usar gafas de sol sin necesidad de graduarlas, lo que facilita que puedas cambiarlas con más frecuencia siguiendo las tendencias en gafas de sol, además de reducir su coste.
  • Practica tus deportes favoritos con la mayor comodidad. Da igual cuál sea tu deporte, las lentes de contacto te proporcionan la libertad que necesitas para que estés al 100 % en tu actividad, y no pendiente de si las gafas se caen, se rompen, se pierden o se empañan. Eso sí, hay un deporte para el que no se recomiendan, y es la natación, ya que las lentillas no pueden mojarse.

 

Mujer con lentes de contacto escalando en un rocódromo

 

  • Gran calidad de visión. Al situarse directamente sobre el globo ocular, las lentillas consiguen total nitidez y enfoque en todas direcciones.
  • Los días de lluvia ya no son un problema. Si has llevado gafas, o si conoces a alguien que las use, seguro que sabrás la incomodidad que la lluvia puede ocasionar cuando moja o empaña los cristales. Con las lentillas, este inconveniente pasa al olvido.
  • Tu maquillaje luce más. Si te gusta maquillarte y enfatizar tu mirada con máscara de pestañas y delineador, llevar lentillas permite que se aprecie mucho más. Es cierto que hay pautas para maquillarse llevando gafas, pero con lentes de contacto, las opciones son infinitas.

 

Mujer con lentillas maquillándose ante un espejo

 

  • Para días especiales. Otra opción escogida por mucha gente es llevar gafas para trabajar, estudiar, o en su día a día, y optar por las lentillas los fines de semana, al realizar alguna actividad concreta o en eventos especiales como bodas o fiestas. Las lentes de contacto dan esta libertad, ya que las desechables no requieren ningún tipo de mantenimiento.

¿Qué te parecen todas estas ventajas? ¿Ya te has decidido por las lentillas? Si todavía tienes dudas y quieres más información, pásate por tu óptica +Visión más cercana o pide cita online para que nuestro equipo de ópticos-optometristas expertos en contactología te asesoren.