Tenemos muy asumido que, con el fin del verano y las altas temperaturas, nuestros ojos ya no precisan de protección y las gafas de sol ya no son necesarias. Te informamos que sucede todo lo contrario: con la llegada del clima frío y seco,  los ojos necesitan aún más atención y precauciones. ¡Sigue leyendo y descubre cómo puedes proteger tus ojos en invierno!

Tan importante es utilizar unas gafas correctamente graduadas como cuidarlas, ya que el no hacerlo puede suponer un problema de visión. Mantener los cristales limpios y sin ralladuras servirá para ver mejor y centrar la vista donde realmente lo necesitamos. Es por ello que gracias a los siguientes consejos podrás mantener tus gafas graduadas en buen estado. 

La miopía es uno de los defectos visuales más comunes hoy en día. Se basa en la dificultad de ver de lejos a causa de tener el globo ocular más largo de lo normal, imposibilitando que se forme la imagen en la retina y provocando que ésta sea borrosa. Aunque son muchas las personas que sufren miopía, no siempre tenemos toda la información veraz sobre ella y llegamos a creer mitos alejados de la realidad. ¡Esta semana los desmentimos!