Septiembre ya está aquí, y su llegada es sinónimo de vuelta a la rutina. Después de la desconexión veraniega, vuelven días delante del ordenador y largas horas de estudio. Nuestros ojos deberán hacer un esfuerzo y por ello, es el momento perfecto para poner tu visión a punto. Los expertos recomiendan someterse a una revisión exhaustiva una vez al año, y cada seis meses en el caso de los niños. En +Visión te lo ponemos aún más fácil, ¡y la revisión es gratuita!

Párpados cerrados con una fuerza sobrehumana, manos que tapan la cara, brazos que cubren el rostro, gritos agudos y llantos desconsolados… es la situación habitual al intentar echar gotas en los ojos de los niños. Como es posible que sepas, no es tarea fácil, y si aún no has tenido que vivir esta situación, te recomendamos que leas este post detenidamente por si llega este incómodo momento, sepas cómo afrontarlo. 

La heterocromía es una anomalía en la que los iris de los ojos son de color distinto. Se trata de una especie de mutación que hace que los ojos cambien de tonalidad por falta de melanina y que puede afectar parcial o totalmente. Es decir, los dos ojos pueden ser de colores distintos (heterocromía total) o tan sólo una sección del iris de un ojo es distinta al resto (heterocromía parcial). Se trata de una anomalía que se presenta con poca frecuencia y que está relacionada con los genes, aunque también puede ser adquirida.

Sin lugar a dudas, el ojo es uno de los órganos más desarrollados del cuerpo, y no sólo en el caso de los seres humanos, sino que también sucede lo mismo en el mundo animal. En este post, en +Visión recopilamos algunas curiosidades de los ojos de los animales que te van a sorprender. Algunas son de sobra conocidas, pero hay otras que seguro que no te las esperabas.

La Sociedad Española de Glaucoma recomienda someterse a revisiones oftalmológicas una vez se alcanzan los 40 años con el objetivo de evaluar el estado del nervio óptico, ya que es el signo principal que permite detectar de forma precoz esta enfermedad neurodegenerativa. De hecho, se trata de la segunda causa de ceguera a nivel mundial, sólo por detrás de las cataratas, y en España se calcula que más de 500.000 personas padecen glaucoma