El mundo se ve de otra manera si tenemos las gafas limpias, ¿verdad? Aunque limpiar las gafas puede parecer una tarea sencilla, como todo, tiene su truco. Es más, es posible que hasta ahora lo hayas hecho mal. Lo cierto es que es muy importante limpiar las lentes con frecuencia y, lo que es más importante, del modo correcto. Así, lograremos mantener una buena calidad de visión y prolongaremos la vida útil de las gafas. En el post de hoy repasaremos los malos hábitos y os daremos algunos consejos a seguir al limpiar las gafas.

El 27 de junio descubre la nueva marca Puma en la tienda Solaris El Triangle, en Barcelona, como nunca antes la habías visto. Un espacio decorado especialmente para la ocasión, donde el ambiente deportivo será el protagonista. Transpórtate hasta las mejores pistas de atletismo y siéntete un corredor más al lado del embajador de Puma, el atleta Usain Bolt.

La Ortoqueratología, también conocida como Orto-K, es un procedimiento no quirúrgico que tiene como finalidad la reducción temporal de algunos defectos visuales, como la miopía y el astigmatismo. Las lentes utilizadas en este tratamiento son permeables a gas y consiguen reducir los defectos visuales en un espacio de tiempo sorprendentemente corto. Si la semana pasada alertamos de la previsión de que la mitad de la población mundial sea miope en 2050, la Ortoqueratología es una buena opción para evitar que esta previsión se cumpla.

La mitad de la población mundial, unos 5.000 millones de personas, podrían llegar a sufrir miopía en 2050, según los resultados de un informe publicado por la Holden Vision Institute Brien, una de las instituciones más prestigiosas de oftalmología en Estados Unidos. Según el mismo estudio, de los 5.000 millones de personas con riesgo de ser miopes, 1.000 millones padecerán alta miopía, lo cual supone un riesgo de ceguera si no se realizan las intervenciones y los tratamientos apropiados.

En apenas unos años, nuestras costumbres parecen haber cambiado de manera evidente. El aumento exponencial de las ventas de dispositivos electrónicos nos ha llevado hasta la famosa “revolución digital”, una nueva era en la que estamos rodeados de pantallas electrónicas. Los smartphones, los ordenadores, las tabletas y los libros electrónicos parecen haberse transformado en una extensión de nuestro cuerpo.