Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X


Salud visual

En esta sección encontrarás preguntas frecuentes en relación a la óptica y al cuidado de la salud visual.
Esperamos que te sean de gran utilidad, aún así, recomendamos siempre para cualquier duda o problema visual que se presente, contactar con tu óptico-optometrista habitual, puesto que es necesario recibir una atención personalizada para cada caso.

Edad y salud visual

Aprende como puede afectar la edad a tu vista.

¿A partir de qué edad se empiezan a usar gafas progresivas?

Todos los miopes e hipermétropes a partir de más de 40 años son usuarios potenciales de las lentes progresivas. Si es tu caso, y nunca antes has utilizado unas gafas con cristales progresivos consulta con nuestros ópticos-optometristas cual sería tu mejor opción.

La hipermetropía en los niños

A continuación, se muestran una serie de síntomas que pueden aparecer en la hipermetropía. En el caso de que un niño muestre uno o varios de estos síntomas, es aconsejable que le realicen un examen de la visión:
  • Cansancio ocular
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Enrojecimiento, picor y/o escozor de ojos
  • Le lloran los ojos Dificultad para la lectura y escritura
  • Bajo rendimiento escolar
  • Imposibilidad de concentración
  • Prefiere juegos al aire libre
  • Se les suele describir como inteligentes pero "vagos"

¿Cada cuanto conviene revisar la vista?

De 0 a 5 años: existen problemas visuales en los cuales es muy difícil actuar y encontrar la mejor solución si no es en los primeros años de desarrollo del niño. Esta etapa es primordial para reaccionar ante ellos.  

De 5 a 16 años: etapa en la que el niño inicia la escolarización, se debe revisar la vista en profundidad para valorar su agudeza visual, ya que según el Informe de Salud de los escolares (2007), uno de cada tres casos de fracaso escolar se debe a problemas de visión. Además, más del 80% de lo que el niño aprende entra por los ojos-*

De 16 a 25 años: etapa universitaria en que las horas de estudio hacen que la visión se someta a gran esfuerzo. Importante revisar la vista por si hay variaciones de graduación.

De 25 a 40 años: en caso de no tener ningún defecto visual, se puede espaciar las revisiones de la vista y efectuarlas cada dos años.

Más de 40 años: nuestra capacidad visual puede verse afectada a partir de esta edad, podemos empezar a tener vista cansada y se puede dar la aparición de algunas patologías oculares. Por tanto, la revisiones de la vista deben volverse a efectuar anualmente.

* Información extraída de la campaña de protección ocular.
© Más Visión 2014 - Todos los derechos reservados - Política de privacidad - Política de cookies - Aviso Legal - Google+