Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Si vas a la nieve, ¡no olvides las gafas de sol!

¿Quién dijo que las gafas de sol sólo son necesarias en verano? Todo lo contrario, porque en invierno también son fundamentales, en especial en la nieve. Así que si vas a esquiar, a hacer snow o simplemente a pasear en la nieve, el post de esta semana te interesa, ¡y mucho! Te contamos cómo puedes proteger tus ojos durante las actividades en la nieve para que disfrutes de la jornada sin complicaciones. ¡Vamos allá!

 

En invierno, la posición del sol es más baja y por ello, los rayos de sol llegan a la tierra con una inclinación que hace que sean muy molestos y nocivos para nuestros ojos. Además, la radiación ultravioleta (UV) puede ser hasta ocho veces más intensa en la nieve, debido a las propiedades de reflexión de ésta. Según destacan los expertos, “la nieve puede reflejar hasta el 80 % de la luz en comparación con las superficies terrestres normales”. Además, debemos tener en cuenta que la proporción de radiación ultravioleta aumenta un 10 % por cada 1000 metros de altitud.

Además del efecto nocivo del sol, hay otros elementos que son perjudiciales para nuestros ojos en la nieve, como las bajas temperaturas y el viento. Éstos provocan sequedad en los ojos y un aumento del lagrimeo. Por todas estas razones se aconseja usar unas gafas de sol adecuadas durante las actividades en la nieve.

señor con gafas de sol en la nieve

Por otro lado, la falta de protección de los ojos en la nieve puede aumentar el riesgo a largo plazo de desarrollar algunas patologías como las cataratas, la queratitis solar o incluso la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Debemos prestar especial atención a la protección de los ojos de las personas con los ojos claros, puesto que tienen un mayor riesgo de daño solar. Otro colectivo que requiere una atención especial son los niños y los adolescentes, puesto que son más vulnerables a los rayos UV, dado que a su edad, el cristalino no ha acabo de formarse y los daños podrían llegar a ser irreversibles.

Existen algunos síntomas que afectan a los ojos y que pueden indicar problemas visuales derivados de la exposición solar en la nieve, y son los siguientes:

  • Lagrimeo
  • Ojos enrojecidos
  • Sensación de arena dentro del ojo
  • Dolor intenso
  • Disminución de la agudeza visual
  • Intolerancia a la luz

una familia con gafas de sol en pistas de esquí

Como ves, si vas a la nieve es indispensable que lleves contigo unas buenas gafas de sol para proteger tus ojos. Recuerda que en +Visión nuestros ópticos-optometristas siempre cuidan de tu salud visual y te darán un trato personalizado aconsejándote exactamente lo que necesitas. ¡Pide cita en tu óptica más cercana!