Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

¿Qué es un desprendimiento de retina?

Al centraros en problemas oculares, el desprendimiento de retina o desgarro retiniano destaca por su gravedad y necesidad de un diagnóstico precoz para su tratamiento, ya que de caso contrario puede provocar pérdida de la visión de forma permanente.

¿Qué es la retina? La retina es la capa sensible a luz que reviste la parte interna del ojo cuya función es enviar al cerebro mensajes visuales a lo largo del nervio óptico. Es decir, que la retina es el tejido capaz de informar a nuestro cerebro de aquellas cosas que detectamos en el exterior, aportando información de lo que vemos para que el cerebro sintetice y aporte significado al entorno. Al hablar de un desprendimiento de retina se hace referencia a una separación física del tejido y el epitelio pigmentado, lo que implica que la retina padece una carencia de riego sanguíneo provocando la pérdida de la visión.

Síntomas: ¿Cómo reconocer un desprendimiento de retina?

Los síntomas aparecen de forma notoria como ver destellos en el campo visual, sensación de tener una especie de tela delgada en el ojo que no permite una visión clara.

Estos síntomas son fácilmente reconocibles y requieren una consulta urgente con el oftalmólogo, ya que a veces pueden ser pequeñas roturas o desgarros de la retina que deben tratarse adecuadamente.

Tipología de desprendimientos de retina

Al centrarnos en los tipos de desprendimiento de retina, encontramos 3 tipologías dependiendo de la seriedad de la afección ocular:

  1. Regmatógeno: es el desprendimiento más común, y sucede cuando existe un desgarro de la retina, es decir una separación física del epitelio pigmentario de la retina (EPR) y llenándose de fluido esta zona.
  2. Traccional: se trata de la afección menos común, ya que implica que el tejido conectivo de la retina se contraiga separándose del epitelio pigmentario de la retina (EPR).
  3. Exudativo: se trata de una afección causada por ciertas lesiones y/o enfermedades oculares. En esta tipología de desprendimiento, el fluido se filtra por debajo de la retina.

Existen soluciones para tratar el desprendimiento de retina como cirugía láser o criopexia, ambas soluciones son realizadas por profesionales médicos. Cuida tu visión y consulta periódicamente con un oftalmólogo.