Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Los mitos y las verdades de la salud visual

Muchas veces actuamos nosotros mismos frente a algún problema o molestia y hay que tener en cuenta que no todo lo que sabemos o escuchamos es totalmente verdad. Cada vez hay más personas afectadas por problemas visuales que van desde enfermedades comunes hasta infecciones de carácter grave, muchos de estos derivados de patologías que se pueden prevenir con buenos hábitos y una alimentación adecuada. Es importante consultar al experto antes de decidir cualquier tratamiento ya que muchas prácticas que conocemos son mitos que pueden ocasionar una lesión en los ojos o incrementar un problema ocular existente sin que nos demos cuenta.

Para prevenir problemas visuales la única opción es acudir al oftalmólogo de manera regular.

En esta entrada de nuestro blog os vamos a contar algunos de los mitos y verdades más comunes en la salud visual:

20151022_MVBLOG_Los-mitos-y-las-verdades-de-la-salud-visual_PIC01

“Sólo hay que proteger los ojos de los rayos de sol en la playa”: éste es uno de los mitos más escuchados durante todo el año. Hay que proteger los ojos todos los días ya sean nublados, soleados o con mucho viento. Nuestra exposición a la radiación ultravioleta es total siempre que el esté presente y los rayos UV son una gran amenaza para nuestra salud visual siendo un factor de riesgo de quemaduras para los ojos, conjuntivitis, daños en la córnea o retina, así como también el desarrollo de pterigion, degeneración macular y cataratas.

20151022_MVBLOG_Los-mitos-y-las-verdades-de-la-salud-visual_PIC02

“Leer con poca luz empeora la visión”: esto es una gran realidad. Si bien es cierto que no afecta la agudeza visual, puede cansar los ojos ya que éstos deben hacer un mayor esfuerzo visual. Es recomendable utilizar una lámpara para leer y que apunte directamente a la página y no sobre el hombro ya que puede causar deslumbramiento y una lectura más difícil.

20151022_MVBLOG_Los-mitos-y-las-verdades-de-la-salud-visual_PIC03

“Es mejor no usar gafas todo el tiempo para que descansen los ojos”: esto es un gran mito. El uso de gafas por periodos prolongados no crea dependencia de ellas sino que todo lo contrario, mejora la calidad de la visión. Todas las personas que necesitan gafas, éstas se convierte en su mayor aliado ya que es una herramienta de trabajo, proporcionan una mejor visión y les permiten una buena calidad de vida. Además, llevar gafas significa tener los ojos protegidos de factores del medio ambiente como la exposición a los rayos UV o cambios en la iluminación natural.

20151022_MVBLOG_Los-mitos-y-las-verdades-de-la-salud-visual_PIC04

“El uso prologado del ordenador puede dañar los ojos”: se trata de uno de los mitos más comunes de la salud visual. Estar frente al ordenador muchas horas no daña los ojos ya que los rayos que emite la pantalla no son tan fuertes como para provocar lesiones pero lo que sí que es cierto es que puede provocar fatiga visual o sequedad en los ojos. Es por eso que es importante realizar pausas periódicas cada 20 minutos y parpadear con frecuencia para mantener los ojos lubricados así como también es esencial ajustar la iluminación para reducir el deslumbramiento.

20151022_MVBLOG_Los-mitos-y-las-verdades-de-la-salud-visual_PIC05

“Comer zanahoria ayuda a la visión”: este último caso tiene parte de mito y parte de realidad. Las zanahorias contienen vitamina A, nutriente fundamental para la vista pero también es cierto que hay muchos otros alimentos como la leche, huevo, calabaza, brócoli, espinacas, entre otros, que contienen vitaminas antioxidantes (como la C y la E) que son mucho más beneficiosas para la salud visual. Lo importante es mantener una dieta equilibrada que proporcione las cantidades necesarias que se requieran de cada vitamina para tener una buena visión. Y, sobretodo, hay que tener en cuenta que la vitamina A en exceso puede llegar a ser dañina.

Ante todo, recordad que la consulta mínimo una vez al año con el especialista en salud visual es la clave para mantener una visión saludable.