Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Cómo distinguir los primeros síntomas de la vista cansada

La vista cansada o presbicia es un defecto visual que está asociado al envejecimiento del ojo y que puede dificultar ciertas actividades cotidianas como la lectura o la utilización del teléfono móvil. De hecho, pueden llegar a resultar imposible sin el uso de unas gafas graduadas. En general, los primeros síntomas comienzan a presentarse a partir de los 40 años, y en este post te ayudamos a identificarlos.

 

La vista cansada se produce por el siguiente motivo: con el paso de los años, el cristalino del ojo (lente natural del ojo humano), los músculos y los ligamentos que lo rodean van perdiendo elasticidad y al volverse rígidos, al cristalino le cuesta enfocar distancias cortas.

Por ello, lo más habitual es que una de las primeras señales de alarma de la presbicia es el momento en el que es difícil enfocar objetos cercanos o leer la letra pequeña. Además, la vista cansada también puede estar acompañada de otros defectos visuales como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía.

chica-presbicia-vista-cansada-gafas-graduadas

Los síntomas más habituales son los siguientes:

  • Tienes dificultades para ver con nitidez los objetos cercanos
  • Necesitas más iluminación para ver mejor
  • Al leer, tienes la sensación de que las letras se amontonan
  • Necesitas alejar los objetos para poder enfocarlos correctamente
  • Te ves obligado a forzar en exceso los ojos al realizar actividades cotidianas, como leer o conducir
  • Te duele frecuentemente de cabeza
  • Sientes fatiga ocular

Si notas alguno de los síntomas anteriores, nuestra recomendación es que acudas a tu especialista para que te realice un diagnóstico.

¿Cómo diagnosticar la presbicia? A través de las revisiones visuales que deberías hacerte periódicamente, sobre todo a medida que pasen los años. En +Visión,  la detectamos a través de un examen visual completo sin compromiso que realizan nuestros óptico-optometristas. ¡Pide cita!