Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Día mundial del glaucoma, ¿de qué se trata esta enfermedad ocular?

Con motivo del día mundial del glaucoma que se celebra mañana, 12 de marzo, el post de hoy lo dedicaremos a esta enfermedad ocular que según la Organización Mundial de la Salud es la segunda causa principal de ceguera en el mundo.

El glaucoma se trata de una enfermedad degenerativa que daña el nervio óptico del ojo y es causada por el aumento de presión dentro del ojo (tensión ocular). Los ojos contienen en su interior un líquido claro llamado humor acuoso que se renueva constantemente. Sin embargo, si el sistema de drenaje falla, la presión intraocular aumenta y puede dañar el nervio óptico.

20163_Mvblog_glaucoma_PIc02

Las causas que producen esta enfermedad se desconocen aunque en varias ocasiones puede afectar a varios miembros de una familia. Los factores de riesgo conocidos del glaucoma son los siguientes:

– Edad avanzada
– Antecedentes en la familia de glaucoma
– Presión intraocular elevada
– Raza negra o asiática
– Miopía
– Grosor corneal fino
– Personas que padecen otras enfermedades oculares

Existen varios tipos de glaucoma, entre ellos, se distinguen dos tipos según la apertura del arco iridocorneal. El ángulo iridocorneal es aquel formado por la raíz del iris y la córnea. Un glaucoma puede provocar que el arco esté abierto o cerrado:

– Abierto: produce pérdida progresiva de la visión así como presión en el ojo
– Cerrado: provoca el enrojecimiento del ojo y mucho dolor en el ojo y en la cabeza

En las primeras etapas, el glaucoma del tipo de ángulo abierto no suele presentar síntomas obvios pero a medida que la enfermedad progresa los síntomas empiezan a ser más visibles: aparecen puntos ciegos en la visión periférica (lateral). A veces, estos puntos ciegos pasan desapercibidos hasta que el nervio óptico está dañado gravemente o hasta que un oftalmólogo detecta la patología con un examen completo del ojo.

20163_Mvblog_glaucoma_PIc01

El glaucoma de ángulo cerrado, por lo general, no presenta síntomas antes de un ataque pero el ángulo de drenaje del ojo se va bloqueando poco a poco y van apareciendo los siguientes síntomas:

– Enrojecimiento del ojo
– Dolor en la frente
– Visión borrosa
– Dolor de cabeza
– Náusea
– Vómitos

Existen varios tipos de tratamientos de glaucoma a través de medicación tópica, cirugía de láser o implantaciones para facilitar el proceso de drenaje.

Lo más importante, como recordamos cada semana, es realizarse una retinografía con tal de descartar posibles anomalías. Visita nuestras tiendas +Visión de Madrid CC Vaguda o Barcelona CC Triangle para realizarte esta prueba gratuitamente y sin compromiso.