Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

¿Cómo afecta el cambio de hora a tu salud?

Dos veces al año, a las dos de la madrugada, en la mayoría países del hemisferio norte se adelanta o atrasa la hora oficial. El motivo de esta modificación no es otro que aprovechar las horas de luz solar y conseguir, de esta manera, un ahorro energético por reducirse la necesidad de iluminación artificial.

Esta primavera “perdemos” una hora que recuperaremos al cabo de seis meses. El cambio de hora supone una alteración en las horas de luz y oscuridad que provoca una sensación en nosotros parecida al jet lag.

20163_Mvblog_hora_PIc02

¿Cuáles son los orígenes del cambio de horario? En 1784 Benjamin Franklin quería ahorrar energía y propuso algunas medidas como reducir el consumo de cera y velas. Sin embargo, todo empezó en Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial con el objetivo de ahorrar combustible. No fue hasta 1974, a partir de la crisis del petróleo, que se reguló el cambio de hora oficialmente en muchos países para aprovechar más la luz solar y consumir menos electricidad.

¿Cómo nos influye?

Nuestro organismo tiende a resentirse más con el comienzo de la primavera y verano ya que la llegada de estas estaciones supone un aumento de luz solar y un cambio de tiempo a nivel a nivel meteorológico.

Problemas de sueño: el cambio de hora supone que vamos a descansar menos tiempo y esto puede afectar a nuestro humor y sobretodo al descanso de nuestro ojos. Es importante mantener las 8 horas de sueño necesarias para evitar así levantarnos con rojeces o visión borrosa.

Cambios de humor: es posible que se produzcan alteraciones en el humor llegando a sentir ansiedad o irritabilidad.

Rendimiento físico e intelectual: es posible que el cambio de hora provoque una sensación de fatiga general que a su vez provoca una falta de concentración intelectual. Además, podemos llegar a sentirnos más cansados y con dificultad para hacer las cosas más cotidianas.

A los niños les puede costar más acostumbrarse al nuevo horario y mostrar cansancio o mal humor.

20163_Mvblog_hora_PIc01

¿Cómo prevenir los efectos del cambio de hora?

Los expertos afirman que se pueden necesitar entre 1 y 5 días para que el cerebro se ajuste al nuevo horario así que para minimizar los efectos proponemos algunas recomendaciones:

– Por la noche no nos pongamos luces brillantes ya que pueden llegar a desvelarnos
– La noche siguiente trata de irte a la cama un poco antes para compensar la hora de sueño perdida
– Ajustar las actividades en la medida de lo posible al horario solar
– Haz ejercicio durante el día y así tu cuerpo descansará mejor por las noches
– No dormir siestas de más de 20 minutos ya que esto puede repercutir en el sueño de por la noche

¡No te olvides de ajustar tu reloj este fin de semana!