Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

¿Colirios caducados? Problemas y razones

Es muy común que cada persona en casa tenga en su botiquín o armario del lavabo colirios. Por lo general los colirios no suelen acabarse tras un tratamiento por conjuntivitis o cualquier otro tipo de afección, y por ello terminan almacenados y olvidados dentro de armarios. Sin embargo, la duda asalta cuando padecemos algún tipo de afección y recurrimos a estos colirios. ¿Es correcto? ¿Qué riesgos trae utilizar un colirio ocular caducado?

Es importante saber que los colirios caducan al mes de ser abiertos, es decir disponemos de cuatro semanas de uso tras su primera aplicación. Al transcurrir este período los colirios están expuestos a contaminación de microorganismos y su esterilidad no está garantizada. Además, al finalizar el mes de validez, los componentes activos del colirio pierden propiedades químicas y pueden alterarse, lo que implica problemas para nuestra visión.

Es importante recordar o apuntar la fecha de apertura en el recipiente y no guiarse por la fecha de caducidad que informan en el envase, ya que esta fecha sólo indica la fecha de caducidad del producto antes de ser abierto. Diversas infecciones oculares se producen por el uso de colirios caducados, es decir gotas oculares cuya composición está adulterada por el transcurso del tiempo.

A la hora de utilizar colirios oculares presta atención:

  • Apunta fecha de apertura del colirio en el envase
  • Tras 4 semanas de su apertura, tíralo. No lo vuelvas a utilizar.
  • Guarda el envase en un lugar adecuado, garantizando las condiciones ambientales para evitar adulteraciones.
  • Aplica el colirio correctamente.

Ante cualquier duda o consulta, contacta con un especialista. Cuida tu salud visual con +Visión.