Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

7 consejos para cuidar la vista en el trabajo

La vista es el sentido por el cual percibimos la mayoría de los estímulos que recibimos diariamente. La llegada de los nuevos dispositivos electrónicos está haciendo que cada vez más, expongamos nuestros ojos a la luminosidad y el exceso de horas delante de las pantallas de ordenadores, smartphones y tablets.

Esta exposición excesiva puede provocarnos, a la larga, lesiones tales como la sequedad ocular, la pérdida de visión y dioptrías y otros tipos de discapacidades oculares.

Es por este motivo, y aprovechando que el pasado 1 de mayo fue el Día del Trabajador, que queremos compartir algunos consejos para cuidar la vista en el trabajo y mantener siempre una buena salud ocular en el entorno laboral.

1. Trabaja con buena iluminación: Lo ideal sería trabajar en un entorno donde predomine la luz natural, aunque es recomendable utilizar cortinas para reducir los posibles reflejos del sol en el rostro y los monitores. Nunca debes utilizar el ordenador en la oscuridad. Si trabajas en entornos oscuros debes iluminar la estancia artificialmente.

2. Evita los reflejos intensos: Es importante que regules el brillo y el contraste de la pantalla de tu ordenador para evitar el deslumbramiento y la fatiga visual. Actualmente algunas marcas tecnológicas ya incorporan aparatos con pantallas de retina o láminas de protección ocular que nos permiten un mejor visionado de imágenes.

3. Mantén una distancia de mínimo 30 centímetros respecto al dispositivo con el que trabajes: Es esencial que el cuerpo y la cabeza mantengan una postura óptima para evitar malos movimientos con los ojos. No te acerques demasiado la pantalla e inclínala un poco hacia atrás para una mayor comodidad de visión.

20150501_MVBlog_7ConsejosParaCuidarLaVistaEnElTrabajo_PIC01

4. Parpadea con frecuencia: El principal problema que sufrimos cuando pasamos largas horas frente a una pantalla es la aparición de sequedad ocular. Para evitarla es esencial parpadear frecuentemente, sobretodo si usas lentillas. Hidratar los ojos con lágrimas artificiales es una buena solución para mantenerlos siempre lubricados.

5. Haz descansos: La vista necesita descansar cada cierto tiempo. Recuerda cerrar los ojos de vez en cuando, hacer ejercicios y alternar la mirada entre la pantalla y los objetos lejanos que tengas a tu alrededor.

6. No te frotes los ojos: Cuando notamos fatiga y sequedad visual solemos frotarnos los ojos con las manos. Esta practica es totalmente desaconsejable, ya que en las manos tenemos bacterias que podemos trasladar a nuestros ojos. Para evitar frotar y causar irritación, la solución es de nuevo, usar colirios o lágrimas artificiales que ayuden a hidratar tus ojos.

7. Añade alimentos ricos en betacarotenos y vitaminas A y C a tu dieta: Frutas y verduras como la calabaza, la zanahoria, el brócoli, las naranjas o los arándonos te aportarán los nutrientes necesarios para mantener una buena salud ocular.

Y sobretodo, recuerda visitar a tu oftalmólogo una vez al año así como revisar tu graduación periódicamente. ¡Ya no tienes excusa para no cuidar tus ojos en el trabajo!