Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Posibles complicaciones con lentillas

El uso de lentillas supone un gran avance a la hora de solucionar problemas visuales. Sus características las posicionan como una solución óptica idónea para tratar dioptrías: prácticas, seguras, versátiles, entre tantas otras virtudes. Sin embargo es importante seguir paso a paso los cuidados necesarios para garantizar su seguridad y así evitar complicaciones con las lentillas.

Existen diversas complicaciones que derivan del mal uso de las lentillas, algunas de estas son infecciones corneales, filtraciones oculares como también otras complicaciones que se derivan de  reacciones propias de cada persona como hipersensibilidad, molestias, sequedad ocular, diversas reacciones metabólicas, entre otras.

Las industrias de contactología trabajan a diario para ofrecer productos que sean resistentes y eviten este tipo de complicaciones, y por ello existen en el mercado diversos tipos de lentillas como: blandas, de silicona, rígidas, descartables, etc.

Si bien las lentillas son seguras y el riesgo de padecer alguna complicación de este tipo son muy bajas, se recomienda seguir estos consejos a la hora de manipular lentes de contacto:

  1. Lávate las manos antes con agua y jabón neutro.
  2. Verifica que no haya restos de jabón en tus manos al secarlas.
  3. Mantén tus uñas limpias y bien cortadas para evitar cualquier lesión en el ojo al colocarte las lentillas.
  4. Utiliza el tipo de solución que te haya recomendado el oftalmólogo. Recuerda que dependiendo del tipo de lentilla que lleves deberás optar por un determinado producto para mantenimiento y limpieza.
  5. Antes de colocar tus lentillas, verifica que no haya partículas visibles en la lente.
  6. Los hábitos de higiene y mantenimiento deben seguirse a rajatabla, es decir guarda tus lentillas con la solución correspondiente dentro de su estuche.
  7. No reutilices soluciones.
  8. Si vas a llevar maquillaje, coloca tus lentillas antes de maquillarte.
  9. Evita dormir con las lentillas puestas.
  10. Si sientes los ojos irritados o con alguna molestia, no lleves lentillas y consulta con tu óptico.

A la hora de utilizar lentillas, presta atención a los protocolos de limpieza y mantenimiento para evitar cualquier tipo de complicaciones derivadas del uso de lentes de contacto.