Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Lentillas: lo que NO se debe hacer

Las lentillas son soluciones ópticas que corrigen de forma eficaz deficiencias visuales. Gracias a su textura, practicidad y funcionalidad, muchas personas han optado por las lentillas a la hora de corregir dioptrías.

De fácil uso y garantizando máxima comodidad y naturalidad, las lentillas se han posicionado en el mercado óptico como grandes aliados para mejorar la visión ya sea de lejos como de cerca, como otras afecciones. Sin embargo, no debemos olvidar de que se trata de un agente externo que se compenetra con nuestro ojo en contacto directo y por ello requiere ciertos cuidados y hábitos de higiene.

A continuación se enumera los “NO” de las lentillas, es decir, aquello que no debe hacerse siendo usuario de lentes de contacto:

  • Evita que las lentillas entren en contacto con jabones u otros cosméticos.
  • Respeta el tiempo de uso que certifica el fabricante, no lleves las lentillas por más tiempo que el recomendado ni reutilices las que deban ser desechables.
  • Mantén el orificio del dispensador de solución de limpieza de los lentes de contacto impoluto: evita que entre en contacto con otros objetos y/o superficies.
  • No reutilizar la solución para las lentillas ni excederse en la cantidad que se estipula para la correcta limpieza de las lentillas.
  • No utilizar la solución de limpieza y mantenimiento de las lentillas tras su fecha de caducidad.

Estas son algunos consejos que debes seguir para mantener tus lentillas bien cuidadas y una correcta salud visual. Ante cualquier duda consulta con un especialista.