Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

Lentillas: Cuidados en verano

Cada vez son más las personas que optan por dejar las gafas y pasar a las lentillas. Existen dos principales razones por usar lentillas: comodidad y practicidad. En verano, el uso de gafas puede ser molesto, por ello las lentillas se vuelven unos aliados de lujo. Pero, ¿Cómo cuidar tus lentillas en verano?

A continuación compartimos con vosotros algunos consejos y cuidados para que tus lentillas no sufran accidentes y afecten a tu salud visual:

  • Las lentillas nunca deben estar en contacto con agua del grifo, es por ello que debes tener a mano solución salina específica para la limpieza y manipulación de las lentillas.
  • Es recomendable evitar ducharse, meterse en piscinas o en el mar con lentillas. El agua con cloro afecta al ojo directamente.
  • No se aconseja exponerse al sol y broncearse con las lentillas puestas ya que tanto las altas temperaturas como el viento restarían hidratación a los ojos.
  • Intenta colocar o quitarte las lentillas en zonas exentas de arena para así evitar que contaminen y dañen las lentillas (y tus ojos)
  • Si utilizas lentillas, utiliza lágrimas artificiales para humectar tus ojos.
  • Higieniza las lentillas cuidadosamente antes de colocártelas y lávate las manos antes de manipularlas para así evitar cualquier problema o infección ocular ante posibles complicaciones.
  • Alterna el uso de lentillas con gafas graduadas.

Estos son algunos cuidados que debes tener en cuenta a la hora de llevar las lentillas puestas a la playa o al club. Es importante que humectes tus ojos ante el calor mediante lágrimas artificiales y colirios específicos.

¡Cuida tu salud visual con estos consejos para cuidar de tus lentillas en verano!