Banner descuento gafas graduadas, monofocales o progresivas
X

¿Qué es la heterocromía?

La heterocromía es una anomalía en la que los iris de los ojos son de color distinto. Se trata de una especie de mutación que hace que los ojos cambien de tonalidad por falta de melanina y que puede afectar parcial o totalmente. Es decir, los dos ojos pueden ser de colores distintos (heterocromía total) o tan sólo una sección del iris de un ojo es distinta al resto (heterocromía parcial). Se trata de una anomalía que se presenta con poca frecuencia y que está relacionada con los genes, aunque también puede ser adquirida.

Tipos de heterocromía

La heterocromía completa y la parcial son más frecuentes en los animales, en especial en los gatos y en los perros, aunque también puede afectar a los seres humanos. La heterocromía completa o total es aquella en la que se tiene un ojo de cada color, mientras que la heterocromía parcial tan sólo afecta a una parte del ojo y la persona presenta dos tonalidades muy distintas dentro del mismo ojo.

180816_imatge3

La heterocromía central aparece en la parte central del iris, el cual es de diferente color al de la parte periférica, formando un anillo central alrededor de la pupila del ojo. El verdadero color es el anillo exterior, mientras que el del interior muestra el color afectado por la heterocromía.

180816_imatge4

Causas de la heterocromía

Las causas que originan la heterocromía pueden ser muy diversas, aunque lo más común es que la persona nazca con ello y no suponga ninguna alteración en la visión. Así, se puede determinar que la heterocromía puede ser congénita o adquirida.

La heterocromía es congénita cuando aparece desde el momento en el que el ojo adquiere su coloración definitiva, y puede ser de origen genético o estar asociada a otras enfermedades, como la neurofibromatosis, por ejemplo.

Por otro lado, es heterocromía adquirida cuando aparece a lo largo de la vida como resultado de lesiones. Este es el caso del famoso cantante David Bowie, que sufrió una lesión en el ojo izquierdo ocasionando que su pupila quedara para siempre dilatada y que le dio este aspecto tan característico.

180816_imatge1

Diagnóstico

En el caso de notar un cambio de color en los ojos, se recomienda hacerse un examen completo de los ojos así como un informe de los síntomas para determinar el problema subyacente. Por ello, es necesario acudir a tu óptica de confianza para hacerte dicha revisión. Como siempre, ¡recuerda que en +Visión el examen completo es gratuito!